¿Has visto alguna vez un titular que te ha hecho dejar lo que estabas haciendo para leer el resto del texto?

Si es así, ese título ha hecho bien su trabajo y ha conseguido un lector más.

Puede parecer poca cosa, pero no lo es. En un mundo saturado de información lograr que el usuario te preste atención es complicado. Y esa es la principal misión de un titular.

Supongo que a ti también te gustaría saber qué técnicas utilizan los copywriters para persuadirte con solo con una frase. Porque, ¿quién no quiere escribir buenos titulares?

Ya seas emprendedor o escribas en un blog, necesitas titulares atrayentes en tu sitio web. Un título efectivo logra un mayor índice de clics y persuade al público que ya está dentro de la página para seguir leyendo.

Los titulares son imprescindibles en todos los artículos de tu blog y (atención a esto) también en las secciones estáticas, como la página de inicio o la de servicios. Sin embargo cuesta mucho escribir un buen titular. No puedes quedarte corto en tus afirmaciones pero tampoco quieres pasarte y prometer algo que no ofreces en el texto.

Entonces, ¿dónde está el término medio? ¿Cómo redactar un título que atraiga a lectores sin vender tu alma por un clic? Una buena forma de conseguirlo es utilizar la técnica de las 4U.

 

La técnica de las 4U para redactar titulares efectivos

Para saber si un titular es efectivo debes hacerte 4 preguntas:

  • ¿Es útil?
  • ¿Es único?
  • ¿Es ultraespecífico?
  • ¿Transmite urgencia?

Ahora entiendes de dónde viene el nombre, ¿verdad? 🙂

 

Útil

Un titular útil le da al usuario una razón para continuar la lectura.

Por supuesto, lo que es útil para una persona puede ser irrelevante para otra. Debes conocer muy bien a tu público objetivo y enfocar el titular a sus necesidades, problemas o aspiraciones.

El error de algunos titulares, sobre todo en copy, es perder de vista al lector. Están más centrados en vender los logros o la experiencia de la empresa, y no transmiten beneficio alguno para el usuario. Pregúntate siempre:

  • ¿Por qué el usuario debería leer tu texto o comprar el producto o servicio que promocionas?
  • ¿Lo harías tú si leyeras tu propio titular?

 

Único

Aquí debes preguntarte (y ser sincero al responder) si el título que has escogido es original o ya está un poco visto.

¿Cómo puedes averiguarlo? Es sencillo: ve a Google y empieza a hacer búsquedas.

Si tu título se parece de forma sospechosa a los que ves en la pantalla, necesitas seguir trabajándolo.

No te preocupes porque es normal que esto ocurra. Lees decenas de títulos a diario pero no eres consciente de ellos ni te acuerdas de todos. Sin embargo escribes esas influencias terminan apareciendo.

A todos nos atrae lo novedoso y lo diferente. Por ese motivo crear un titular único te hará destacar respecto a los demás.

 

Ultraespecífico

No sé si te has dado cuenta de que muchos titulares llevan números o son bastante largos. Son dos formas de añadir concreción y de conseguir que un titular sea muy específico.

Un título preciso le dice al lector:

  • Por qué ese texto está escrito para él.
  • Qué va a encontrar exactamente cuando siga leyendo. Al menos hasta cierto punto, porque el objetivo del titular es conseguir que el usuario prosiga la lectura y no puede desvelarlo todo desde el principio. Lo más importante tiene que estar dentro del texto.

 

Urgente

Seguro que en más de una ocasión has visto una página web o un artículo que te has interesado y has dicho: “Esto me lo guardo para leer luego”.

Y casi todas las veces ese enlace queda almacenado sin que tengas oportunidad de consultarlo. Tienes demasiadas cosas que hacer como para leerlo.

En Internet es importante conseguir que el usuario actúe en el momento. Si no consigue el clic de inmediato es posible que no se presente otra oportunidad para lograrlo.

La urgencia se consigue a través de varios medios:

  • Introduciendo un elemento de escasez.
  • Hablando de plazos.
  • Recordando las consecuencias de no actuar.
  • Explicando el beneficio de forma muy precisa. Si además puedes afirmar que ese beneficio llegará de forma rápida y sencilla, mucho mejor.

 

¿Supera tu titular la prueba de las 4U?

Rara vez un título queda perfecto a la primera. Al igual que los otros textos de tu web, necesita pasar por un proceso de edición y mejora. Esto a veces implica escribir varios títulos con distintas ideas o estructuras.

El medio digital Upworthy, especializado en noticias virales, recomienda escribir 25 titulares distintos para cada texto. Si te obligas a escribir tantos títulos a la fuerza vas a dar con uno que destaque sobre los demás.

No hace falta que escribas 25 frases distintas si no quieres, pero sí te animo a crear diferentes versiones de tu titular antes de quedarte con el definitivo. Con la técnica de las 4U puedes introducir los cambios poco a poco.

Puedes ir en el orden que tú prefieras porque en realidad todos los elementos están relacionados entre sí. Sin embargo a mí me gusta empezar por el factor de la utilidad. Si soy capaz de encontrar el gran beneficio que se deriva de la lectura del texto me resulta más fácil conseguir un mensaje único, específico y urgente.

Es difícil reunir los cuatro elementos en un solo titular. Lo normal es conseguir que tres de ellos estén más presentes y el cuarto quede en segundo plano.

 

El riesgo de pasarte de urgente o de útil en tus títulos

La técnica de las 4U es solo una guía. Si la llevas al extremo puedes terminar creando titulares exagerados y que no reflejan el verdadero contenido.

Personalmente no me gustan los títulos que hacen promesas desmedidas, que juegan con el miedo o que introducen un sentido de urgencia excesivo. Ya sabes de lo que hablo: son esos titulares que aseguran que te harás millonario en un mes o que te amenazan con quedarte calvo si no aplicas una técnica milenaria para conservar la melena.

Este tipo de títulos me dan ganas de salir corriendo, sobre todos si los veo aplicados al copy.

Por tanto, diría que a las 4U hay que añadir otro factor: la veracidad.

O lo que es lo mismo: no prometas nada que el texto o el producto que vendes no puede ofrecer. Los usuarios pueden sentirse decepcionados o molestos y no volver nunca más a tu página.

 

¿Qué es lo que más te cuesta de escribir titulares?

¿Te bloqueas cada vez que tienes que escribir un titular? ¿Les dedicas tiempo o los escribes a toda prisa?

Deja tu comentario más abajo para que aprendamos entre todos 🙂

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Más copy. Más ventas.

Únete a la comunidad y recibe tu guía para vender más en Internet gracias al copywriting. 

x