Seleccionar página

Vuelvo a la carga después de unos días ausente. Como decimos en mi tierra, la semana pasada me pilló el toro y fue el blog el que terminó pagando el atasco.

Pero ya estoy de vuelta, y además con energía renovada porque en los últimos días me ha pasado algunas cosas emocionantes. Me gustaría contártelas y explicarte qué puedes aprender tú de mi experiencia.

¿Me acompañas?

Algunas buenas noticias

Lo primero que me gustaría compartir contigo es lo contenta que estoy porque en las últimas semanas he estado charlando con redactores, blogueros o personas tienen interés en dedicarse a la creación de contenidos.

Algunos contactos han surgido en Facebook, Twitter y LinkedIn, otros a través de la lista de suscriptores de Papeles en blanco.

Desde hace unos días todas las personas que se suscriben a este blog reciben un correo de bienvenida en el que les planteo una pregunta: ¿Cuál es el mayor problema al que te enfrentas para trabajar como redactor profesional?

La respuesta me ha sorprendido. Al principio pensé que no contestaría nadie, y ha sido justo lo contrario. Cada día recibo algún nuevo correo de personas de diferentes perfiles pero con un interés común: la redacción y el blogging. Procuro contestar a todos (aunque a veces con retraso, ¡lo siento!) y la experiencia está siendo muy positiva.

Desde aquí os quiero agradecer a todos, los que me habéis escrito como los que no, por hacer posible Papeles en blanco. ¡Gracias por aguantarme cada domingo!

 

Apariciones en otros blogs

Por si esto no fuera poco, he tenido la oportunidad de participar en un proyecto tan bonito como el post colaborativo que escribió Milena González en su blog Hilando Redes.

Trata sobre la importancia del videomarketing y fui invitada a escribir por Milena junto con grandísimas profesionales. Hay más de 30 y no me gustaría dejarme a ninguna, así que te invito a leer el post y aprender de todas ellas: Videomarketing: el futuro presente de las marcas.

La importancia del videomarketing
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • LinkedIn

Justo un par de días antes de que saliera publicado el post de Milena, me llevé un sorpresón al ver que Africa Lucena, del blog Una idea brillante me había incluido en su selección de 60 blogs de mujeres con mucho que decir en marca personal.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • LinkedIn

Como te puedes imaginar estoy feliz, y espero que perdones este momento de autobombo.

No pretendo soltarte el rollo y aburrirte con mi vida. Te lo cuento porque al hilo de estos acontecimientos me ha dado por hacerme algunas preguntas: ¿Por qué me ocurre todo esto ahora? ¿Por qué estas personas han contactado conmigo o han pensado en mí?

La respuesta es sencilla: por este blog.

 

Antes y después del blog

Estoy a punto de celebrar mi primer año escribiendo en Papeles en blanco.

Para ser sincera, los primeros meses estaba bastante perdida. Estaba más centrada en el día a día del trabajo que en mi propio proyecto. Ya sabes lo que dicen: en casa del herrero…

Pero a medida que fui cogiendo ritmo con la creación de contenidos y la promoción en redes sociales empecé a apreciar cambios. Más interacción en mi cuenta de Twitter, más solicitudes en LinkedIn, personas que me escriben interesándose por mis servicios… Me di cuenta de que mi blog tenía que ser una prioridad para obtener resultados.

 

¿Por qué no tú?

Ahora voy a lo importante: si yo he podido hacerlo, tú también puedes.

Si quieres que te tengan en cuenta tienes que hacerte ver. Y la clave está en internet.

Como dicho así suena muy general, voy a intentar ser más concreta y darte algunas pistas para empezar. Me voy a centrar en dos aspectos:

  • la importancia de contar tu historia
  • la importancia de ser visible

 

Tienes que contar tu historia

Imagino que a estas alturas no hace falta que insista en lo importante que es desarrollar tu marca personal. Estarás harto de leer que te conviene diferenciarte, tener un sitio web y estar activo en redes sociales. Y aún así no te has atrevido a dar el paso, o solo te has lanzado a medias.

Tienes un blog en el que escribes de un poco de todo, o una cuenta de Twitter en la que publicas cuando tienes un rato libre.

Eso está muy bien si lo que quieres es ganar soltura escribiendo o conocer cómo funcionan las redes sociales. También te servirá si tienes otro empleo, eres feliz con él y no tienes intención de cambiar.

Si lo que quieres es lograr trabajo o reconocimiento como redactor o bloguero necesitas dar un paso más. Necesitas definir tu proyecto y apostar por él.

Para ser conocido, primero debes decidir por qué quieres que te conozcan:

  • ¿Tienes años de experiencia en el periodismo?
  • ¿Eres un experto en temas de motor?
  • ¿Tu especialidad es la redacción de contenidos de salud y belleza?
  • ¿Has desarrollado toda tu carrera en el sector cultural?
  • ¿Eres traductor o corrector?
  • ¿Tenías un blog incluso antes de que estuviera de moda tener un blog?

Estos son solo algunos ejemplos, tú debes encontrar el tuyo propio. Sé por experiencia que puede llevar tiempo, no te agobies. Pero es importante que lo hagas, y una vez que lo veas claro, empieces a contar tu historia.

¿A qué me refiero con esto?

A que debes establecer tu propia estrategia de comunicación. Piensa en ti como en un cliente más.

  • Si quieres ser conocido como redactor autónomo, produce y comparte contenidos que demuestren cómo escribes.
  • Si lo que quieres es trabajar en el sector cultural, haz lo mismo con temas de este ámbito.
  • Para que los demás piensen en ti como un especialista en contenidos de motor, como un bloguero especializado en tecnología o un creador de contenidos gastronómicos, tienes que empezar a comportarte como tal.

Por desgracia no nos ha enseñado a vendernos a nosotros mismos y al principio cuesta.

Tal vez pienses que no sabes cómo hacerlo, que tienes que formarte mucho antes de empezar o que no tienes tiempo. Olvídalo, no hay nada de esto que no se puedas aprender haciendo una búsqueda en Google, y el tiempo que inviertas en ti mismo será el mejor aprovechado.

 

Tienes que ser visible

¿Es imprescindible tener un blog hoy en día?

Yo lo tengo claro: sí.

Si estás empezando como profesional autónomo, si estás buscando empleo, terminando la universidad… un blog va a ser tu mejor impulso.

Ya te habrás dado cuenta de que los tiempos han cambiado. Ya no existen los puestos para toda la vida, ya no se encuentra empleo solo mirando anuncios y mandando el curriculum. Cuánto más te esfuerces por demostrar que eres único más probabilidades tendrás de que encuentres ese trabajo que quieres o que empieces a trabajar con los clientes que buscas.

Un blog es la mejor manera de posicionarte y de “ponerte en el mapa”:

  • Está al alcance de todo el mundo.
  • Demuestra tus conocimientos.
  • Mejora tus habilidades comunicativas.
  • Es un aprendizaje constante.

Tal vez ahora te estés preguntando: ¿No sirve para esto las redes sociales? ¿No me basta con tener un perfil en LinkedIn y tuitear de vez en cuando?

Las redes sociales son el altavoz de tu blog, pero no pueden sustituirle. Lo que dices en tu blog queda para siempre en él, lo que compartes en las redes sociales no tiene más que unos minutos de vida.

Como dije hace unos meses, tu blog es tu casa digital, esa en la que te sientes cómodo y puedes hacer lo que quieras. Las redes sociales son solo un lugar de paso.

 

¿Estás listo para dar el paso?

Y ahora dime, ¿qué te detiene para ser más visible? ¿Cuáles son tus dudas? ¿Qué resultados has visto después de crear tu blog?

Déjame un comentario, y si te ha gustado ¡comparte!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This