Los libros de copywriting que no pueden faltar en tu estantería

Leer y escribir.

Si quieres aprender copywriting, este es un método que te va a funcionar seguro. Necesitas conocer los fundamentos de la escritura persuasiva antes de ponerlos en práctica.

Pero con toda la oferta de libros de copywriting que existe en el mercado, es posible que te preguntes cuáles son los mejores. Si haces una búsqueda rápida en Amazon te encontrarás con decenas de resultados en español e inglés.

¿Por dónde empezar a leer sobre copy?

Lo primero que tienes que saber es que el copywriting está mucho más desarrollado en Estados Unidos y la cantidad de libros publicados en inglés es muy superior. Si no tienes problemas con el idioma, te aconsejo que leas en inglés porque así podrás acceder a muchos más títulos.

Por suerte, el número de libros sobre copywriting en castellano está creciendo y ya puedes tienes a tu disposición algunos muy aconsejables.

Además, hay muchos libros sobre publicidad, marketing, ventas, creación de contenidos y psicología que también te pueden ayudar a mejorar tu estilo de redacción. La escritura persuasiva combina todas esas disciplinas, por lo que puedes aprender mucho leyendo libros que no son de copywriting (de esto trataré en otro post).

Para que sepas por dónde empezar, he seleccionado tres de los libros que más me han ayudado a aprender sobre copywriting.

Libros de copywriting en español

Manual de copywriting web en español, de Rosa Morel

Este es el primer libro sobre copywriting que cayó en mis manos y además está escrito por mi mentora, por eso le tengo un cariño especial. Para mí fue una especie de revelación descubrir que había otra forma de escribir después de años dedicándome a la redacción informativa.

Me gustó tanto que después de leerlo en su versión pdf lo imprimí para usarlo como volumen de consulta y todavía lo repaso de vez en cuando.

El libro de Rosa Morel es completísimo y cubre todo lo que necesitas para escribir una página web. Además de una parte más teórica, incluye un cuaderno de ejercicios que te vendrá muy bien si estás escribiendo tu propia web y te sientes atascado.

En su nueva edición, Rosa ha ampliado el libro con secciones específicas dedicadas al email marketing, las páginas de venta, el ecommerce y el neuromarketing.

Perfecto si…

  • Buscas una guía práctica que te ayude a escribir o mejorar los textos de tu web sección a sección.
  • Estás empezando con el copywriting web y buscas un libro completo que cubra los aspectos más importantes que necesitas conocer antes de entrar en temas más especializados.

Consigue aquí el Manual de copywriting web en español.

Libros de copywriting en inglés

The Copywriter’s Handbook, de Bob Fly

Muy recomendable si estás empezando con el copy y buscas un libro general, que explique los fundamentos de la redacción persuasiva.

En algunos capítulos se nota el paso de los años. Cuando se publicó internet todavía no había alcanzado el desarrollo actual, y el copy web y el email marketing no eran lo que son hoy en día. Sin embargo todos sus consejos son aplicables al canal online, ya sean webs o correos electrónicos. Con él aprenderás cómo trabajaban los copys cuando las páginas de ventas se mandaban por correo (de ahí que también se les llame cartas de venta).

Con este libro te darás cuenta (si no lo has hecho ya) de que el copywriting es una cuestión más de método y no de creatividad.

Perfecto si…

  • Quieres aprender los fundamentos de la escritura persuasiva paso a paso, sin importar el formato en el que se aplique.

Consigue aquí The Copywriter’s Handbook: A Step-by-step Guide to Writing Copy That Sells.

How to Write Copy That Sells, de Ray Edwards

Un libro directo, ágil y al grano, ideal si lo que más te preocupa son las páginas de venta. Trata temas que a veces se pasan por alto, como la redacción de garantías, la creación de ofertas, los cierres y las listas (bullets points). Además incluye la explicación paso a paso de la fórmula PASTOR.

Lo mejor es que al final de cada capítulo encuentras un breve resumen para que no se te olvide nada.

Perfecto si…

  • Buscas un libro de copy que puedas aplicar casi de inmediato.
  • Quieres leer sobre copy en inglés, pero te da pereza enfrentarte a un libro demasiado largo o teórico.

Consigue aquí How to Write Copy That Sells: The Step-By-Step System for More Sales, to More Customers, More Often.

¿Me recomiendas un libro sobre copywriting?

Sé que mi lista está muy lejos de estar completa, así que ahora voy a pedirte ayuda. ¿Puedes aconsejarme un libro para aprender copywriting?

Déjame un comentario y agregaré tu sugerencia a mi lista de deseos de Amazon.

8 consejos para escribir contenido largo sin aburrir a los lectores

A veces siento que tengo la memoria y la capacidad de atención de un pez de colores.

Salto de enlace en enlace y de correo en correo, picoteando información de aquí y allá. Pero es curioso que siempre hay artículos que me hacen que me detengan y dedique varios minutos a leerlos de arriba abajo, sin importar lo extensos que sean.

El contenido largo no está reñido con la red. Es cierto, no tienes un minuto que perder con artículos que poco aportan. Eso sí, cuando te encuentras con un post interesante de verdad, la cosa cambia. Entonces sí tienes tiempo para leer y comentar.

¿Te has dado cuenta? No es una cuestión de falta de tiempo sino de calidad de los contenidos.

Si estás intentando dar visibilidad a tu blog es importante perder el miedo a escribir posts largos. Tus lectores no se van a aburrir ni lo van a dejar a medias si sabes cómo redactarlos.

Por eso hoy quiero darte algunos consejos para crear con éxito artículos extensos y enganchar a tu audiencia con ellos.

 

 

Cómo escribir posts largos y mantener a tus lectores interesados hasta la última línea

Escoge temas atemporales y que te atraigan

Uno de los problemas más habituales entre las personas que empiezan a redactar para su blog es superar el miedo a quedarse sin ideas. Es normal tener la sensación de que no se puede escribir mucho sobre un mismo tema sin repetirse.

Si alguna vez te has sentido así, puede deberse a dos causas:

  • Tienes un miedo infundado porque en realidad tienes mucho que aportar y puedes escribir más de lo que crees.
  • Has escogido un tema que da poco de sí y por eso sientes que no puedes alargar mucho más el texto.

En ambos casos la solución es sencilla. El primer problema se resuelve solo investigando y escribiendo. También ayuda ponerse en la posición del lector, que posiblemente no sabe tanto como tú del tema y busca información detallada.

Pero, ¿qué ocurre si crees que no puedes escribir mucho más sobre el tema que has elegido? Entonces necesitas desarrollar un poco más tu intuición bloguera para encontrar los artículos que te permitan lucirte.

Piensa siempre a largo plazo. Recuerda que el post va a estar colgado toda la vida en tu blog y por tanto los temas atemporales o evergreen son mejores. Vas a tener más oportunidades de explayarte con este tipo de artículos que con los que están muy ligados a la actualidad. Además, si escoges un tema que te chifla y en el que eres un auténtico experto el trabajo será más fácil. Eso te hará ganar confianza para explorar otro tipo de artículos más adelante.

 

Haz un esquema antes de empezar

Puede que no hayas hecho un esquema desde que estabas en el colegio. ¿Me equivoco?

Pues lo siento, pero voy a ponerme en plan profesora y te voy a pedir que hagas siempre un esquema antes de empezar a escribir. Yo lo hago, en serio. Me ayuda a organizar las ideas de una forma coherente y a establecer un hilo conductor que llevará al lector de un punto a otro.

No es necesario que lo hagas en papel si no quieres. En realidad, puedes hacerlo en WordPress, y ya de paso puedes ir colocando los H2 y H3. Cuando tengas todos los subtítulos desarrollados será mucho más fácil completar el texto porque solo tendrás que llenar los espacios.

 

Conecta tu artículo con una historia o anécdota personal

¿Cómo consigues enganchar a tu lector para que lea ese artículo que te ha costado más de dos horas escribir?

Una buena ayuda es contar con un titular efectivo. Pero además hay otro truco que puedes aplicar: comenzar con una historia, situación o anécdota que has vivido tú o alguien que conoces.

Esta es una técnica que he utilizado en algunos de mis posts y que además de atraer lectores, ayuda a transmitir las ideas. Por ejemplo, en un artículo que escribí sobre cómo hablar el lenguaje de los clientes, empecé compartiendo mi propia experiencia aprendiendo inglés. En mi posts sobre las tres fases del copywriting, los primeros párrafos estaban dedicados a mi abuela y sus míticos refranes.

Tal vez pienses que nada de esto tiene que ver con copywriting, y tienes razón. Pero todos alguna vez hemos estudiado otro idioma en el colegio o tenemos recuerdos de nuestras abuelas. Son experiencias comunes que nos acercan y que además despiertan la curiosidad.

 

Habla al lector de tú a tú

Uno de los motivos por los que puedes perder a un lector en mitad del artículo es porque siente que eso de lo que hablas no va con él.

Es como si el usuario estuviera delante de un texto abstracto o complicado que no puede utilizar en su día a día:

  • Falta la conexión porque no hablas al lector directamente o no le haces preguntas a lo largo del texto.
  • No incluyes ejemplos que puedan demostrar los conceptos que explicas.
  • Eres demasiado formal.

Para que lo entiendas mejor, voy a ponerte un ejemplo inspirado en un texto que edité hace unos días. Una de las frases decía algo así:

«A través de la URL www.web.com se puede acceder a interesantes y novedosos contenidos sobre economía doméstica y ahorro para familias, agrupados en 7 secciones».

Esta frase resulta un poco fría y no habla al lector de forma directa. Fíjate que con solo cambiar el verbo de «se puede acceder» a «puedes acceder» ya hay un cambio grande.

Pero todavía se puede mejorar. Así podría quedar la nueva versión:

«Entra en www.web.com y descubre todos nuestros consejos y guías prácticas que hemos creado para ayudarte a ahorrar y gestionar tu economía doméstica».

Cuando escribas tus posts piensa siempre que hay una persona de carne y hueso al otro lado. Dirígete a esa persona como si fuera un amigo al que conoces de siempre y los textos resultarán más naturales.

 

Incluye un índice

Desde hace ya un tiempo es habitual incluir un índice en los posts largos. No es obligatorio, pero yo al menos lo agradezco porque me ayuda a hacerme una idea del contenido y a ir directa a lo que necesito sin perder más tiempo.

Si tú también quieres poner una tabla de contenidos como la que has visto más arriba, te recomiendo el plugin Table of Content Plus, que es gratis y muy sencillo de usar.

 

Textos largos, párrafos cortos

Redactar un artículo de 1.500 o 2.000 palabras no quiere decir que las tengas que escribirlas todas juntas del tirón en frases profundas y párrafos superlargos que nadie va ser capaz de terminar porque se han perdido antes de llegar al punto final.

¿Has visto lo que ocurre? No soy capaz de entender la frase anterior, ¡y eso que la he escrito yo!

Estaba exagerando un poco para que entiendas la importancia de trocear tu artículo y hacerlo digerible.

 

Destaca las frases importantes

En los posts largos es importante agregar un poco de variedad visual. Para ello un buen recurso es resaltar las frases más importantes por medio de citas o de recuadros.

Yo suelo utilizar este recurso para destacar conclusiones o consejos prácticos. En mi caso utilizo ET box Shortcode, que venía con mi plantilla Divi, porque me gusta más que aplicar el formato de cita. Según el tema que utilices podrás usar un recurso u otro.

Tu texto tiene que entrar por los ojos incluso antes de ser leído.

 

Alterna el texto con fotos, videos o gifs

Admito que en mis propios posts soy bastante vaga para añadir imágenes.

¡Error!

Un post de 1.500 palabras se hace más llevadero cuando la información visual y textual van de la mano. Por eso te aconsejo que no sigas mi ejemplo de poner una sola foto al inicio del post. Si insertas otra imagen, un video o un gif el post se hará más ameno para el lector.

 

¿Te sientes cómodo al escribir contenidos largos?

Dar el salto de posts de 500 palabras a 1500 o 2000 puede ser un poco intimidante si acabas de llegar al mundo del blogging. No estás obligado a hacerlo de un día para otro, ni tampoco es buena idea que estires un artículo como si fuera un chicle solo por alcanzar un número de palabras.

Las 4U: la técnica de copywriting para escribir titulares que consiguen clics y atraen lectores

¿Has visto alguna vez un titular que te ha hecho dejar lo que estabas haciendo para leer el resto del texto?

Si es así, ese título ha hecho bien su trabajo y ha conseguido un lector más.

Puede parecer poca cosa, pero no lo es. En un mundo saturado de información lograr que el usuario te preste atención es complicado. Y esa es la principal misión de un titular.

Supongo que a ti también te gustaría saber qué técnicas utilizan los copywriters para persuadirte con solo con una frase. Porque, ¿quién no quiere escribir buenos titulares?

Ya seas emprendedor o escribas en un blog, necesitas titulares atrayentes en tu sitio web. Un título efectivo logra un mayor índice de clics y persuade al público que ya está dentro de la página para seguir leyendo.

Los titulares son imprescindibles en todos los artículos de tu blog y (atención a esto) también en las secciones estáticas, como la página de inicio o la de servicios. Sin embargo cuesta mucho escribir un buen titular. No puedes quedarte corto en tus afirmaciones pero tampoco quieres pasarte y prometer algo que no ofreces en el texto.

Entonces, ¿dónde está el término medio? ¿Cómo redactar un título que atraiga a lectores sin vender tu alma por un clic? Una buena forma de conseguirlo es utilizar la técnica de las 4U.

 

La técnica de las 4U para redactar titulares efectivos

Para saber si un titular es efectivo debes hacerte 4 preguntas:

  • ¿Es útil?
  • ¿Es único?
  • ¿Es ultraespecífico?
  • ¿Transmite urgencia?

Ahora entiendes de dónde viene el nombre, ¿verdad? 🙂

 

Útil

Un titular útil le da al usuario una razón para continuar la lectura.

Por supuesto, lo que es útil para una persona puede ser irrelevante para otra. Debes conocer muy bien a tu público objetivo y enfocar el titular a sus necesidades, problemas o aspiraciones.

El error de algunos titulares, sobre todo en copy, es perder de vista al lector. Están más centrados en vender los logros o la experiencia de la empresa, y no transmiten beneficio alguno para el usuario. Pregúntate siempre:

  • ¿Por qué el usuario debería leer tu texto o comprar el producto o servicio que promocionas?
  • ¿Lo harías tú si leyeras tu propio titular?

 

Único

Aquí debes preguntarte (y ser sincero al responder) si el título que has escogido es original o ya está un poco visto.

¿Cómo puedes averiguarlo? Es sencillo: ve a Google y empieza a hacer búsquedas.

Si tu título se parece de forma sospechosa a los que ves en la pantalla, necesitas seguir trabajándolo.

No te preocupes porque es normal que esto ocurra. Lees decenas de títulos a diario pero no eres consciente de ellos ni te acuerdas de todos. Sin embargo escribes esas influencias terminan apareciendo.

A todos nos atrae lo novedoso y lo diferente. Por ese motivo crear un titular único te hará destacar respecto a los demás.

 

Ultraespecífico

No sé si te has dado cuenta de que muchos titulares llevan números o son bastante largos. Son dos formas de añadir concreción y de conseguir que un titular sea muy específico.

Un título preciso le dice al lector:

  • Por qué ese texto está escrito para él.
  • Qué va a encontrar exactamente cuando siga leyendo. Al menos hasta cierto punto, porque el objetivo del titular es conseguir que el usuario prosiga la lectura y no puede desvelarlo todo desde el principio. Lo más importante tiene que estar dentro del texto.

 

Urgente

Seguro que en más de una ocasión has visto una página web o un artículo que te has interesado y has dicho: «Esto me lo guardo para leer luego».

Y casi todas las veces ese enlace queda almacenado sin que tengas oportunidad de consultarlo. Tienes demasiadas cosas que hacer como para leerlo.

En Internet es importante conseguir que el usuario actúe en el momento. Si no consigue el clic de inmediato es posible que no se presente otra oportunidad para lograrlo.

La urgencia se consigue a través de varios medios:

  • Introduciendo un elemento de escasez.
  • Hablando de plazos.
  • Recordando las consecuencias de no actuar.
  • Explicando el beneficio de forma muy precisa. Si además puedes afirmar que ese beneficio llegará de forma rápida y sencilla, mucho mejor.

 

¿Supera tu titular la prueba de las 4U?

Rara vez un título queda perfecto a la primera. Al igual que los otros textos de tu web, necesita pasar por un proceso de edición y mejora. Esto a veces implica escribir varios títulos con distintas ideas o estructuras.

El medio digital Upworthy, especializado en noticias virales, recomienda escribir 25 titulares distintos para cada texto. Si te obligas a escribir tantos títulos a la fuerza vas a dar con uno que destaque sobre los demás.

No hace falta que escribas 25 frases distintas si no quieres, pero sí te animo a crear diferentes versiones de tu titular antes de quedarte con el definitivo. Con la técnica de las 4U puedes introducir los cambios poco a poco.

Puedes ir en el orden que tú prefieras porque en realidad todos los elementos están relacionados entre sí. Sin embargo a mí me gusta empezar por el factor de la utilidad. Si soy capaz de encontrar el gran beneficio que se deriva de la lectura del texto me resulta más fácil conseguir un mensaje único, específico y urgente.

Es difícil reunir los cuatro elementos en un solo titular. Lo normal es conseguir que tres de ellos estén más presentes y el cuarto quede en segundo plano.

 

El riesgo de pasarte de urgente o de útil en tus títulos

La técnica de las 4U es solo una guía. Si la llevas al extremo puedes terminar creando titulares exagerados y que no reflejan el verdadero contenido.

Personalmente no me gustan los títulos que hacen promesas desmedidas, que juegan con el miedo o que introducen un sentido de urgencia excesivo. Ya sabes de lo que hablo: son esos titulares que aseguran que te harás millonario en un mes o que te amenazan con quedarte calvo si no aplicas una técnica milenaria para conservar la melena.

Este tipo de títulos me dan ganas de salir corriendo, sobre todos si los veo aplicados al copy.

Por tanto, diría que a las 4U hay que añadir otro factor: la veracidad.

O lo que es lo mismo: no prometas nada que el texto o el producto que vendes no puede ofrecer. Los usuarios pueden sentirse decepcionados o molestos y no volver nunca más a tu página.

 

¿Qué es lo que más te cuesta de escribir titulares?

¿Te bloqueas cada vez que tienes que escribir un titular? ¿Les dedicas tiempo o los escribes a toda prisa?

Deja tu comentario más abajo para que aprendamos entre todos 🙂

Los 5 errores de copywriting más comunes en las webs de emprendedores

Crear una web de cero es un esfuerzo enorme. Inviertes muchas en horas en aprender a manejar WordPress, elegir una plantilla y encontrar los plugins adecuados.

Y cuando consigues que toda la parte técnica, todavía te queda redactar el copy para poner en marcha tu negocio. Sabes que la web no va a vender nada si tú no haces que venda. Necesitas algo más que una plantilla bonita.

He analizado muchos sitios webs creados por emprendedores durante mis consultorías y casi todos caen en los mismos errores de copywriting. Presta atención por si tú también estás cometiendo alguno de ellos.

 

El titular: si te he visto no me acuerdo

Seguro que nunca has visto un post publicado en un blog sin un titular. Te resultaría imposible saber de que trata el artículo y pasarías de largo.

Entonces, ¿por qué hay tantas páginas web sin titulares?

Yo tengo dos teorías:

  1. Porque no se consideran necesarias.
  2. Porque redactar un buen titular es difícil.

El titular es necesario.

Siempre.

Y un simple «Servicios» no es un título. Eso es válido para el menú, pero no para causar una primera impresión en el usuario.

 

El «Sobre mí»: cuentas tu vida de principio a fin

Tener una página de «Sobre mí» no te da vía libre para contar la historia de tu vida como si fuera una exclusiva del Hola. Tus cliente no necesita conocer tantos detalles de tu pasado porque prefiere saber qué vas a hacer por él ahora.

He visto unos cuantos «Sobre mí» que empiezan así:

  • Nací en…
  • Desde pequeño siempre he sabido que…
  • El proyecto X surge de la necesidad de…

Y el lector empieza a bostezar.

Es cierto que hay algunos sobre mí escritos en formato de historia personal que están muy bien (aquí tienes el ejemplo de Susana Torralbo, que me encanta). Sin embargo esta no es la solución que suelo recomendar.

Te aconsejo que no escribas tu «Sobre mí» como un relato en orden cronológico si no cumples alguna de estas condiciones:

  • Eres más aventuro que Indiana Jones. Tu vida da para una novela.
  • Eres todo gracia y salero, y se te nota hasta por escrito.
  • Has pasado por un cambio de estilo de vida radical que puede interesar al lector porque busca una transformación similar.

Prueba a enfocar este texto al revés. Empieza dirigiéndote al lector y explica tu propuesta de valor. Después añade contexto y credibilidad aportando detalles de tu vida.

 

La sección de servicios: ni tu madre sabe a qué te dedicas

Vale, reconozco que mi madre tampoco sabe muy bien a qué me dedico, pero eso es otra historia 🙂

La sección de servicios necesita mucha concreción. Necesitas ser específico sobre los beneficios y el proceso para que el usuario entienda que puedes ayudarle.

Algunas páginas web tienen unos contenidos muy buenos en su blog pero se quedan cortas en el texto de las páginas estáticas, y especialmente en la venta de servicios. Es como si el copy se quedara a medias porque falta un enfoque de ventas. Está redactado dando por hecho que «el cliente que tenga interés ya preguntará».

Pero claro, el cliente no pregunta. Llega a la web atraído por los artículos del blog pero no se plantea que detrás hay un negocio. No sabe bien qué puede contratar o cuáles son las formas de trabajo, y termina optando por otras opciones que le dan todo mascado.

En mis consultorías de copywriting estoy insistiendo mucho en un detalle: no sigas mi ejemplo de concentrar todos tus servicios en una misma sección. Cuando estás empezando (y tu agenda no está a rebosar precisamente) es mejor separar cada servicio para explicarlo todo de forma adecuada. No puedes dar por supuesto que tus lectores entenderán qué implica cada uno de ellos sin entrar en detalle.

 

Las llamadas a la acción: tu usuario se pierde

Las llamadas a la acción en una web funcionan como las señales que ves en la carretera y que te indican si debes girar a la izquierda o a la derecha para llegar a tu destino. Necesitas las señales, porque incluso el mejor de los GPS puede tener un mal día.

En la web también hacen falta esas señales porque el usuario tal vez no sabe por dónde puede continuar la navegación o qué tiene que hacer para contratarte.

Incluir las llamadas a la acción no te convierte en una persona mandona. Simplemente estás siendo claro y le evitas al lector la frustración de no saber qué hacer en una web.

 

La maquetación: ni tanto ni tan poco

Todos los textos ganan con la maquetación adecuada. O se pueden echar a perder si el diseño no acompaña.

Cuando hablo de maquetación me refiero a:

  • Usar un tipo de letra claro y con un buen tamaño para que el texto sea legible.
  • Resaltar las frases más importantes con otro tipo de letra, un tamaño superior o ambas.
  • Alternar el texto con imágenes.
  • Aplicar colores al fondo para crear distintos bloques de texto dentro de la página.

Si no eres diseñador (como es mi caso) lo mejor es ir a lo sencillo. Por ejemplo, nada de mezclar cuatro tipografías distintas en colores amarillo fluorescente y morado intenso.

Establece una jerarquía dentro de tu texto. Determina qué ideas son las más importantes y cuáles son secundarias. Después aplica un estilo diferente a cada tipo. Al usuario le resultará más fácil moverse por la página y encontrar la información que busca.

 

¿Estás seguro de que no cometes alguno de estos errores de copywriting en tu web?

¿Te has sentido identificado en alguno de estos errores habituales de copywriting?

Si tienes alguna duda de cómo resolverlo deja un comentario más abajo o solicita una consultoría gratuita de copywriting conmigo. ¡Todavía quedan algunas plazas!

Cómo actualizar tus viejos posts para lograr más tráfico y tener a tus lectores contentos

Me gustaría hacerte una pregunta:

¿Cuánto tiempo has dedicado en la última semana a tu blog? ¿Y en el último mes?

Sobre el tiempo que has invertido en tu blog en el último año mejor ni te pregunto, porque seguro que es muchísimo. Tal vez incluso más del que te gustaría.

La creación de contenidos requiere mucha dedicación. Y es una pena que ese esfuerzo que realizas no vea mejores resultados en forma de visitas o suscriptores.

¿Te imaginas si pudieras sacar mayor rendimiento al tiempo que dedicas a tu blog?

Una de las formas de conseguirlo es actualizar los contenidos que ya tienes: dar nueva vida a posts que creaste hace tiempo y que todavía son interesantes para tus lectores.

Hoy quiero explicarte por qué y cómo actualizar tus viejos posts.

 

5 motivos para poner al día los posts publicados

Actualizar contenidos antiguos no es de bloggers vagos, es de bloggers inteligentes 🙂  Pero si no me crees, aquí tienes 5 motivos que lo justifican:

  • Los contenidos se pueden quedar obsoletos con el tiempo, y eso ofrece una mala experiencia a tus lectores, sobre todo a los que llegan por primera vez a través de Google y no te saben nada de ti. Un contenido al día ofrece un mayor valor.
  • A Google le gusta el contenido recién salido del horno (pero ya sabemos lo que cuesta cocinarlo). Al revisar tus artículos viejos es como si estuvieras ofreciendo nuevo contenido a Google pero con la mitad del esfuerzo.
  • Inviertes mucho tiempo en tu blog y tienes todo el derecho a sacar el mayor rendimiento posible a tus contenidos. Sobre todo porque tu blog no es un hobby, es parte de tu negocio.
  • Has evolucionado y tus primeros posts no reflejan tu estilo actual, o no se dirigen al público que buscas. Todos tenemos un pasado… y no me refiero solo a esas fotos inoportunas que un amigo graciosillo colgó en Facebook.
  • Porque tus contenidos son buenos y solo necesitan una pequeña puesta a punto para ser extraordinarios.

¿Estás convencido ahora?

Entonces sigamos adelante.

 

Cómo actualizar tus viejos posts paso a paso

 

Selecciona los artículos que vas a mejorar

Según el tiempo que lleves publicando, poner al día todos tus posts puede ser un trabajazo. Aunque puedes hacerlo si lo deseas, no es necesario que repases todos tus artículos. La otra opción es escoger los posts que más te interesan y cambiar solo estos.

Existen diferentes criterios para elegir estos posts:

  • Artículos más leídos: ya que son los que te aportan más tráfico, merece la pena que estén perfectos. Además, si ya rinden bien tienes muchas probabilidades de que puedas hacerlos funcionar aún mejor.
  • Posts que traen más conversiones, si es que ya las estás midiendo en Google Analytics.
  • Contenidos que no entiendes que no estén logrando más tráfico o comentarios, porque tú crees que lo merecen.
  • Material con el que ya no te sientes cómodo, porque no te identificas con ellos a día de hoy.

Mi consejo es que cambies primero los artículos que reciben más tráfico o más conversiones. Tal vez te parezca contradictorio y creas que debe ser al revés, pero me gustaría que vieses resultados cuanto antes. Eso te animará a seguir actualizando el resto de tus contenidos.

Por temática, los posts que más merece la pena actualizar son los contenidos evergreen (tutoriales, guías, consejos…) y los relacionados con tu oferta actual de servicios.

 

Pon al día tus antiguos posts

Para organizar mejor el trabajo, lo he dividido en tres ámbitos: texto, gráficos y SEO.

 

Actualización del texto

Antes de empezar a cambiar nada en el texto, hazte esta pregunta: ¿Este artículo sigue siendo interesante para mi público objetivo hoy? ¿Cómo puedo adaptarlo más a sus intereses? ¿Cómo puedo mejorar mi texto para que destaque respecto a los otros que son parecidos?

Creo que este punto es importante. Casi siempre que se habla de actualizar posts se explica que es importante atraer a Google, generar más tráfico y mejorar el SEO. Pero pocas veces se menciona a los lectores como motivo para hacerlo, aunque ellos deberían lo más importante. ¿No crees?

Así que mi primer consejo es que pongas a tu lector (y potencial cliente) en primer lugar. Lo demás vendrá solo.

  • Actualiza todos los datos que ya no están al día o no son relevantes.
  • Elimina referencias temporales que dejaron de tener sentido pasado un tiempo desde la publicación. Esto ayuda a que el artículo se mantenga actual durante más tiempo.
  • Añade nuevos párrafos, sobre todo si el texto original se quedó algo corto.
  • Corrige cualquier falta de ortografía que pudo pasar desapercibida la primera vez y mejora la legibilidad. Es decir, asegúrate de que tu texto es comprensible, y está organizado en frases y párrafos breves.
  • Actualiza el título si el primero te quedó un poco soso, pero ten cuidado de respetar la URL original. Agrega subtítulos si es necesario para dividir el texto en pequeñas secciones.
  • Comprueba que los enlaces siguen funcionando y agrega nuevos (internos y externos) si no tenías ninguno.
  • Crea un contenido descargable para incentivar a más lectores que se unan a tu lista de correo.
  • Añade una llamada de acción al final para pedir a tus lectores que comenten, se descarguen el contenido extra o se den de alta en tu newsletter.

 

Mejora de los gráficos

  • Ajusta el tamaño de las imágenes a las medidas actuales en caso de que hayas cambiado el tema de WordPress.
  • Cambia las imágenes si ya no están de acuerdo al estilo visual que te identifica ahora.
  • Agrega más fotos. No sé tú, pero yo soy un poco vaga para esto y suelo poner solo una, aunque el texto sea muy largo. Esto es algo que podría remediar al actualizar mis posts.
  • Crea un diseño específico para Pinterest y añádelo al posts. Si el diseño no es lo tuyo, recurre a Canva. Es una maravilla.
  • Comprueba las imágenes que ya están subidas y que no vas a cambiar. ¿Pesan mucho? ¿Tienen las etiquetas alt y title completas?
  • Por último, sería genial que te atrevieras a grabar un video complementario.

 

Puesta a punto del SEO

  • Revisa las categorías y las etiquetas que pusiste en su día. Un post debe aparecer solo en una categoría.
  • Haz una búsqueda de nuevas palabras clave e incorpóralas en el texto.
  • Revisa la información del plugin Yoast. Mejora el título y la metadescripción si es necesario.

 

El toque final

Cuando tengas todo listo, actualiza el post cambiando su fecha de publicación. Esto hará que el contenido vuelva a aparecer el primero en tu blog y tendrás más opciones de ser leído.

A mí me gusta añadir un breve comentario para explicar que el post original se publicó en una fecha y que se ha actualizado un tiempo después. Así los visitantes no se extrañarán si ven que comentarios anteriores a la fecha de publicación. En la imagen te he dejado un ejemplo.

 

Promociona los artículos renovados

Ya has hecho clic en el botón de actualizar. ¿Significa eso que has acabado el trabajo?

¡Ojalá!

Todavía queda un paso muy importante: promocionar el artículo en redes sociales o en tu newsletter para que llegue a más gente.

No tengas miedo a ser pesado por compartir contenido antiguo.

Supongamos que tu artículo ya tiene un año o dos. Para una gran parte de tu comunidad este artículo será como uno nuevo, porque en ese momento no te seguían y no lo han leído. Para la audiencia que te sigue desde el primer día, como ya ha pasado mucho tiempo entre la publicación original y esta, no corres el riesgo de parecer muy insistente.

 

Todo listo para refrescar los contenidos de tu blog

Tal vez te parezca que todo esto es casi el mismo trabajo que crear un post nuevo, ¡pero te prometo que no! Y el resultado será un blog con una imagen y un mensaje más coherente, que gustará más a los lectores y a Google.

¿Has hecho alguna vez una puesta a punto de los posts antiguos? ¿Quieres compartir otro truco con nosotros sobre cómo actualizar tus viejos posts?

Pin It on Pinterest