Dónde encontrar fotos gratis para tu blog [Actualizado 2017]

Lo admito: la fotografía no es lo mío.

La búsqueda de imágenes es una de las tareas a las que más tiempo dedico cuando preparo un post, y me he convertido en una fanática de los bancos de fotos gratis.

Cada vez que encuentro un sitio de fotos gratuitas lo añado a mis marcadores de Chrome, y ya tengo 40. Estoy siempre en modo de caza y captura de recursos que me faciliten el trabajo 🙂

 

 

Cómo usar los bancos de imágenes gratuitas: qué puedes y qué no puedes hacer con las fotos

Los bancos de imágenes libres de derechos son la tabla de salvación de emprendedores digitales, blogueros y redactores con escaso presupuesto o poca mano para la cámara (como es mi caso 🙂 ).

Antes de usar una imagen, te recomiendo que leas bien las condiciones del banco de fotos porque cada uno tiene una licencia distinta. Y aunque he puesto el máximo empeño en verificar que puedes usar estas fotos, puede haber cambios cuando tú consultes esta lista.

Casi todas estas páginas están en inglés, por lo que tendrás que buscar la sección llamada ‘Licence’ o ‘Terms of use’. A veces esta información se encuentra también dentro de las sección de preguntas frecuentes (FAQ) o en ‘About’. Lo más importante es comprobar:

  • Si puedes usar estas imágenes con fines comerciales (es decir, para vender a través de tu página web, para anuncios de Facebook, páginas de venta…).
  • Si puedes modificar las fotos para aplicar tu propio estilo y tu imagen de marca.

La mayor parte de los bancos que yo uso permiten usar las fotos para casi todo, salvo para revenderlas.

 

¿Son fotos gratis de verdad?

Sí, son gratis. La mayor parte de estas webs pertenecen a profesionales creativos que utilizan este medio para promocionarse o como reclamo para vender packs de imágenes premium. Ofrecer imágenes gratuitas es una manera de demostrar lo que son capaces de hacer.

En algunas de las webs de mi listado encontrarás fotos de pago, pero todas ofrecen imágenes gratuitas (lo he comprobado personalmente).

 

Mis favoritos: 4 bancos de imágenes libres de derechos de alta calidad

Aunque he llegado a encontrar decenas de bancos de imágenes diferentes, cada vez que necesito una foto empiezo por los mismos sitios. Estos son mis preferidos:

  • Unsplash: casi todas las imágenes de este blog provienen de aquí. Truco: para navegar mejor por las imágenes cambia la vista a la cuadrícula y después pincha en ‘All’. Hay más fotos de las que se ven en un principio 🙂
  • Picjumbo: aquí encontrarás fotos de todo tipo, es de mis webs favoritas porque cuenta con un buen buscador.
  • Death to the Stock Photos: para poder usar las fotos de esta web debes registrarte y una vez al mes recibirás una colección de imágenes para descargar en tu ordenador.
  • Stokpic: un descubrimiento reciente. También cuenta con un buen buscador, variedad y la posibilidad de suscribirte para que te mande más imágenes.

 

Más de 40 sitios para descargar fotos gratis para tu blog

 

¿Te ha gustado esta lista de bancos de fotos gratis? Si es así te animo a que añadas esta página a los favoritos de tu navegador porque suelo actualizar este post cada cierto tiempo. Cada vez que encuentro un sitio nuevo de fotografías gratis la añado aquí, para que no se te escape ni una.

Si conoces algún otra web interesante para descargar fotos gratuitas de alta calidad, déjame un comentario más abajo y la añadiré.

 

Nota: Este post fue publicado originalmente en 2015 y lo he actualizado para asegurarme de que toda la información sobre los bancos de fotos gratis sigue al día.

Cómo superar el miedo a escribir sobre ti mismo en tu web

¿Has tenido algún momento de bloqueo al escribir el copy de tu web?

Algunos emprendedores se atascan al redactar la página de ventas. Para otros la página de inicio es la más complicada. Pero si hay una sección que causa verdaderos dolores de cabeza, esa es el «Sobre mí«.

El «Sobre mí» es una de las páginas más visitadas de una web y una de las más importantes para generar conexión con tu lector.

¿Por qué?

Muy sencillo: para que haya una conexión, tiene que haber dos personas. Y aunque pueda sonarte extraño, a veces falta una de ellas.

Solo conectarás con tu cliente cuando te muestres como una persona de carne y hueso.

Cuando te ocultas detrás de párrafos llenos de títulos, logros profesionales o alabanzas sobre tu servicio, el resultado es frío y distante. A tu lector le resulta difícil sentir que tenéis cosas en común y, aunque su cabeza le diga que hay argumentos racionales para contratarte, falta esa conexión emocional que le hace decidirse.

Te entiendo: hablar de uno mismo da reparo y la solución sencilla es escribir un «Sobre mí» más impersonal. Esta sección es la que más acusa ese temor, pero también se nota en la forma de escribir en el blog.

Estás ahí… pero sin estar. No te implicas y se nota en el resultado final.

Yo también he pasado por ese miedo, que por suerte estoy superando. He empezado a mostrarme un poco más y, ¿sabes que ha pasado?

¡Nada!

¿Te paralizas al pensar que tienes que hablar de ti mismo en tu web? Entonces sigue leyendo porque este post es para ti.

 

 

Cómo superar el miedo a escribir sobre ti mismo y mostrar tu lado personal

El miedo a llamar la atención o a hablar de uno mismo es bastante habitual, y no ocurre solo a las personas tímidas. Es como cuando llegas a una fiesta en la que no conoces a casi nadie y alguien te hace una pregunta mientras sientes que todas las miradas se fijan en ti. Impone, ¿no?

Emprender online es como presentarse de repente en esa fiesta llena de gente. Está hasta los topes, y tú eres un recién llegado. Quieres que te conozcan y te contraten, pero tienes miedo de mostrarte como eres:

  • Eres una persona de naturaleza introvertida.
  • Tienes miedo a compartir demasiado.
  • Piensas que no hay nada en tu vida personal que pueda interesar al lector y posible cliente.

Sea lo que sea que te está frenando, es importante que te muestres auténtico en tu sitio web si quieres vender tus servicios.

 

Ponte en el lugar del cliente

¿Recuerdas cuándo fue la última vez que hiciste una compra importante?

Seguro que estuviste un tiempo buscando información y comparando opciones. Fuiste a varias tiendas, buscaste en Internet y tal vez hablaste con un amigo o familiar para que te aconsejara.

Para ti era fundamental acertar con tu elección porque te jugabas mucho. Y no hablo solo de dinero, sino de beneficios. Querías estar seguro de que tomabas la mejor decisión.

A tu cliente le sucede igual. Ha acudido a Internet buscando a alguien que le ayude y ha encontrado a varios profesionales. Tú eres uno de ellos pero, ¡lo siento!, no eres el único.

¿Por qué debería contratarte a ti y no a los demás?

Porque eres único.

Especial.

Irrepetible.

Tienes algo que te hace diferente a los demás. Y necesitas transmitirlo para que el cliente lo entienda.

Tu experiencia y tus conocimientos son importante para generar confianza antes de la contratación, pero eso no es todo. Tu personalidad es fundamental porque te estás vendiendo a ti mismo. Aunque ofrezcas un servicio muy parecido al de un competidor, la experiencia será siempre distinta solo por el hecho de que es contigo.

Para que lo entiendas mejor, te voy a hacer una pregunta: ¿Has dejado alguna vez de comprar en una tienda o de utilizar un servicio porque no te sentías bien con la persona que te atendía?

Seguro que sí.

Tu posible cliente todavía no te conoce de manera personal y solo se puede guiar a través de lo que le cuentes en tu web.

Las decisiones se toman de forma emocional, pero se justifican de forma racional. Por eso necesitas mostrarte cercano, empático y accesilble. Todos tenemos una vida personal, una familia, unas aficiones y unas inquietudes. Compartir un poco de quién eres en realidad (y no solo como profesional) te acerca al cliente y refuerza la conexión emocional.

Hace unos días, en una consultoría de copywriting, una fotógrafa especializada en bebés me contó que le encantaba su trabajo y que tiene muy buena mano con los niños. Entonces, cuando estábamos hablando tranquilamente, me explicó que en su tiempo libre hacía gorritos de punto para utilizarlos en sus sesiones.

Ese detalle, que a ella le parecía poco importante, a mí me dejó alucinada. Si eso no demuestra que adora su trabajo, no sé que puede ser. Espero verlo reflejado en su «Sobre mí» en unos días 🙂

 

Tú decides hasta dónde quieres contar

Vivimos en una era de exposición pública en Internet. Basta abrir Instagram o Facebook para encontrar personas, conocidas o no, que comparten toda su vida en la red.

Cada persona es libre de mostrar su vida en las redes sociales y en su página web. Si a ti te sale hacerlo de forma natural, estupendo. Si te sientes intimidado por la idea de mostrar demasiado, recuerda que tú pones los límites.

Debemos distinguir las redes sociales de la sección «Sobre mí» de un emprendedor digital, o de alguna anécdota que puedes contar de vez en cuando en un post. Las redes se prestan más a mostrar pequeños momentos del día a día, pero en tu web unas pinceladas personales bastan para dar viveza al texto. Me refiero a detalles como estos:

  • Dónde vives o en qué ciudades has vivido.
  • Qué te motivó (de verdad) a convertirte en emprendedor digital.
  • Qué haces en tu tiempo libre.
  • La música que escuchas o los libros que lees.
  • Idiomas que hablas.
  • Tu plan favorito para el verano.
  • Cualquier otro detalle que te hace especial (que lo tienes, seguro).

Como ves, nada extraño 🙂

Tómate tu tiempo para escribir el «Sobre mí» de tu web. Trabaja sobre tu texto hasta que sientas cómodo para subirlo y muéstralo primero a las personas de tu entorno más cercano. Una vez publicado, renuévalo pasados unos meses si crees que ya no te representa.

 

Piensa qué es lo peor que puede pasar

Esta es la fase definitiva. La próxima vez que te enfrentes a tu «Sobre mí» y pregúntate qué es lo peor que te puede ocurrir si muestras tu lado más personal.

En serio, piénsalo bien.

¿Qué ocurriría si contase esa historia de cómo decidiste apostar por tu profesión actual? ¿Qué pasará si cuentas que en tu tiempo libre eres voluntario? ¿O que te gusta cocinar los domingos?

No creo que encuentres ningún motivo lo bastante fuerte como para que necesites permanecer en un segundo plano. Y tienes mucho que ganar.

Incluso si uno de tus peores temores se hiciera realidad, nunca sería el fin del mundo.

 

¿Qué miedo te frena a la hora de hablar de ti mismo en tu web?

Cuéntame, ¿te has lanzado sin miedo y te muestras como eres en tu web? ¿O todavía hay algo que te frena? Si has hecho algo para superar ese temor, también me encantaría leerlo para que podamos aprender de ti.

Cómo crear contenido evergreen para atraer tráfico constante a tu blog

¿Qué tiene un post para que siga generando tráfico sin hacer promoción alguna?

Esa es la pregunta que me planteé el otro día mientras me paseaba por mi cuenta de Google Analytics.

Al entrar en la lista de los posts más leídos, comprobé que el artículo más visto sigue recibiendo visitas sin que yo haga nada por promocionarlo. Y en los últimos meses parece haber generado más interés, a pesar de tener el blog parado.

Esto me llevó a sacar tres conclusiones:

  • El artículo ha funcionado bien porque se trata de un contenido evergreen. Es decir, se ha mantenido interesante desde su publicación en octubre de 2015.
  • Es un tema todavía poco tratado en español y no hay mucha información al respecto. Además de ser atemporal es original.
  • Tengo que actualizar YA ese artículo para sacarle un mayor rendimiento, ya sea en forma de tráfico o de suscripciones a mi lista de correo.

Las cifras de tráfico son discretas pero no me importa: ojalá todos mis artículos se comportaran de la misma manera. Todavía no lo he conseguido, pero la lección está clara: necesito crear más contenido evergreen.

Y creo que tú también lo necesitas, porque supongo que no te sobra el tiempo y quieres sacar el máximo beneficio del esfuerzo que inviertes en tu blog. Por eso hoy, aprovechando esta reflexión, he reunido algunas técnicas para crear contenido evergreen y obtener tráfico durante meses gracias a él.

Qué es el contenido evergreen

El contenido evergreen es aquel mantiene su interés y relevancia incluso cuando ha pasado un largo tiempo desde su publicación.

Este tipo de contenido se mantiene fresco y joven, como si usara el mejor antiarrugas del mercado. Pero su lozanía no se debe a ninguna fórmula cosmética secreta, sino a que ha sido creado para durar.

Los artículos evergreen giran en torno a ideas que difícilmente van a cambiar con el paso de los meses. Por el contrario, el contenido más ligado a tendencias, noticias o novedades deja de tener interés para el lector cuando pasan días o semanas desde su lanzamiento.

Para entenderlo mejor, voy a poner un ejemplo de un blog de moda. Un artículo sobre los peores modelos de la alfombra roja de los Oscar genera muchas visitas en los días posteriores a la ceremonia, pero después su interés cae en picado. Sin embargo, una guía para combinar colores según tu tono de piel atrae a lectores mes a mes.

A nadie le gusta esforzarse en crear posts para que su rendimiento sea escaso, y entiendo que a ti tampoco. Por eso muchos blogs de éxito basan su calendario editorial en el contenido evergreen.

Para algunos blogs es más fácil crear contenidos evergreen, mientras que otros están más ligados a novedades o tendencias. Por ejemplo, un blog sobre móviles o sobre moda necesita crear artículos novedosos continuamente. Sin embargo, un blog sobre jardinería lo tiene más sencillo para crear posts atemporales.

 

Los 5 beneficios de crear contenido evergreen

Los contenidos evergreen son muy beneficiosos, pero eso no quiere decir que los posts pasajeros sean malos.

Los artículos de tendencia también te ayudan a atraer lectores, y si eres rápido aprovechando una novedad, estar entre los primeros en escribir sobre un tema puede ponerte en posición de ventaja.

Además, hay artículos de temporada que puede estar vigentes de un año para otro. Un post con consejos para cuidar tu piel al sol tiene más sentido que en verano que en invierno, pero seguro que seguirá recibiendo visitas un año después de ser publicado.

En cualquier caso, orientar tu blog hacia los artículos atemporales es positivo por varios motivos:

  • Atraen tráfico de forma sostenida a lo largo del tiempo: meses o incluso años. La principal fuente de tráfico suele ser Google, pero como estos artículos logran muchos enlaces entrantes, también es posible que lleguen nuevos lectores a través de otros blogs.
  • Marcan el carácter y el tono de tu blog. Los contenidos evergreen son como los pilares de tu blog y determinan tu especialización. Es tu oportunidad para diferenciarte de los demás y construir tu autoridad.
  • Se pueden republicar en redes sociales y suelen obtener un buen número de shares por parte de los lectores.
  • El tiempo que inviertes te ofrece mejores resultados (por tráfico, comentarios o suscriptores) en comparación con temas efímeros.
  • Necesitas menos contenidos para lograr el mismo nivel de tráfico.

 

Consejos para detectar, producir y promocionar posts evergreen

 

 

Búsqueda de ideas para artículos evergreen

El primer paso para producir contenidos atemporales es dar con las ideas adecuadas. Aquí tienes algunas formas para encontrarlas:

  • Consulta tus datos de Google Analytics y descubre cuáles de tus posts reciben más tráfico. Esto te servirá para encontrar los temas que más interesan a tus lectores y detectar los artículos que merecen una actualización.
  • Piensa en los principales intereses y dudas de tus lectores: haz una recopilación de preguntas habituales, crea una encuesta y entra en foros o grupos de Facebook.
  • Busca tu foco: define por qué quieres ser conocido y traslada este objetivo a tu calendario editorial.
  • Inspírate en los fundamentos de tu negocio y los servicios que ofreces. Los contenidos que a ti te pueden parecer básicos o incluso innecesarios pueden ser de gran utilidad para el lector profano.
  • Antes de dar un tema por bueno, pregúntate siempre si el contenido de tu artículo seguirá siendo interesante de aquí a un año.

 

Claves para redactar artículos que atraigan tráfico de forma sostenida

La principal característica de los posts evergreen es su durabilidad. Pero escoger un tema que no quede desfasado pronto no es el único requisito para que tengan éxito:

  • Esmérate con estos posts. Ya sé que lo haces con todos tus artículos, pero insisto por si acaso 🙂  Los artículos atemporales deben tener un nivel de calidad alto, información detallada y fotos o gráficos.
  • Ofrece contenidos largos. Sería genial que pudieras llegar a las 2000 palabras, pero tampoco es buena idea que alargues un tema más de lo que se requiere. Si te cuesta escribir tanto, plantéate el trabajo por fases. Publica tu artículo cuanto antes y programa una revisión para dentro de un par de meses. Seguro que entonces ya tendrás nuevas ideas para extenderlo.
  • Crea titulares específicos y con una promesa clara. Si tus posts no están funcionando como esperabas es posible que el problema esté en el título.
  • Incluye palabras clave relevantes para atraer tráfico desde Google. Lo ideal es que sean palabras con un buen número de búsquedas, pero en mi caso la clave fue dar con temas que no estaban muy trillados.
  • Evita introducir datos que puedan quedarse desfasados pronto. Al redactar no hagas referencias a acontecimientos recientes que pueden quedar raros al cabo de un tiempo. No es lo mismo hablar en un artículo de la llegada del hombre a la Luna que del último partido Madrid-Barça, ya que alguien puede preguntarse qué partido fue ese.
  • Cuida mucho la maquetación, porque son posts largos y hay que incentivar al lector a que lo termine
  • Incluye una llamada a la acción final. Anima al lector a dejar un comentario, a suscribirse a tu newsletter o a descargar un contenido adicional.
  • Acompaña tus posts atemporales con contenidos descargables. Como este tipo de artículos registran mucho tráfico, son el mejor entorno para lograr suscriptores a través de un content upgrade.

 

Escribe bien y promociona mejor

Para terminar, recuerda que parte del éxito de un post no se debe solo a la redacción, sino a su mantenimiento posterior y promoción.

  • Actualiza y mejora los posts más vistos. Seguro que has escrito más de un artículo evergreen, aunque no te hayas dado cuenta. Comprueba que la información sigue siendo relevante, reescribe lo que sea necesario, añade información si en su día el artículo quedó corto y comprueba que no haya enlaces rotos.
  • Difunde estos contenidos de forma regular en Twitter. La combinación de los artículos evergreen con una herramienta como Metricool o Blogster App es la bomba. Te lo digo por experiencia.
  • Aprovecha este tipo de posts para crear una sección «Empieza aquí» o para valorar el interés de tu audiencia en un posible lead magnet o un infoproducto de pago.
  • Incluye enlaces internos desde otros posts hacia tus artículos evergreen.

Crear contenido evergreen puede parecer mucho esfuerzo al principio. Cuando necesitas resultados inmediatos cuesta mirar a largo plazo, pero si lo que necesitas es un flujo constante de lectores producir artículos atemporales es lo mejor que puedes hacer.

Seguro que ya estás creando posts evergreen para tu blog. ¿Has comprobado cuáles atraen más tráfico? ¿Te has planteado alguna vez actualizar y redifundir este tipo de posts?

Deja tu comentario para que todos podamos aprender de tu experiencia 🙂

[thrive_leads id=’51604′]

Las 3 fases del copywriting: qué hacer antes, después y mientras escribes tu copy

A mi abuela le encantaban los refranes.

Ella hace tiempo que no está con nosotros, pero algunas de sus expresiones son ya míticas en la familia y las seguimos utilizando. Nos parecen muy divertidas y casi siempre encierran algo de verdad.

A las abuelas hay que hacerles caso porque saben casi de todo. Y aunque la mía no escuchó siquiera hablar de copywriting, hay un refrán que ella solía decir y que yo utilizo bastante en mi trabajo:

Vísteme despacio, que tengo prisa.

¿Lo conoces? Me lo digo a mí misma cuando voy acelerada o intento hacer tres cosas a la vez. Como cuando intento leer un correo mientras escucho un video de fondo y estoy pendiente de que acabe la lavadora. Multitarea total, inefectiva al máximo 🙂

Lo mejor de la historia de mi abuela y su refrán es que funciona. Para mí esta frase es casi como unas palabras mágicas. En el momento en el que paro un instante me doy cuenta de que estoy haciendo las cosas corriendo y mal. Y no es que todo se solucione y deje de estar agobiada, pero al menos intento hacer las cosas a su ritmo.

Esto me ha pasado alguna vez escribiendo. Casi siempre me tomo mi tiempo pero hay veces que la impaciencia me puede.

Las prisas y el copywriting hacen mala pareja

El buen copy necesita su tiempo y su método. Es difícil obtener buenos textos cuando vas con prisas y te saltas pasos.

Vivimos en un mundo acelerado y es fácil contagiarse de esa sensación de estrés que hay a nuestro alrededor. Quieres terminar tu texto cuanto antes y verlo colgado en la web. Descuidas los preparativos, escribes a toda prisa y haces una revisión rápida porque no hay tiempo que perder.

Todo eso influye en el resultado final. Los textos están menos trabajados y se nota. Con el paso del tiempo tienes que rehacerlos para corregir lo que no te gusta.

Sin darte cuenta te has convertido en protagonista de otro de los refranes de mi abuela (este seguro que lo conoces):

No por mucho madrugar amanece más temprano.

¡Qué razón tenía!

No quiero que te aceleres ni te saltes pasos cuando escribas tu copy. Por eso hoy quiero explicarte cuáles son las fases del copywriting y cómo trabajan los copys. Aunque tú no te dediques a esto de forma profesional puedes aplicar el método a todos los textos que escribas y seguro que te ayudará.

 

Las 3 fases del copywriting web

Hoy estoy en «modo abuela», así que vamos con otro refrán:

Cada maestrillo tiene su librillo.

O lo que es lo mismo, cada copywriter tiene su método de trabajo diferente. Además no es lo mismo escribir para un cliente que para uno mismo, ya que en este caso tienes más libertad y no necesitas revisar borradores de forma conjunta con otra persona.

Sin embargo, hay tres fases que nunca fallan en el copywriting:

  • Investigación.
  • Redacción.
  • Edición.

 

1. La investigación en copywriting: cómo prepararse para escribir copy

Cuando se trata de copy hay que hacer los deberes antes de redactar. Podrías escribir lo primero que te pasara por la cabeza, pero estarías arriesgándote a no darle el enfoque adecuado. Es decir, escribirías sin tener en cuenta:

  • Tus propios objetivos.
  • Las características de tu audiencia y su psicología.
  • Los puntos más destacados en tu oferta.
  • Las fortalezas y las debilidades de tu competencia.
  • Testimonios de compradores, casos de éxito, estadísticas…

Yo suelo dividir la investigación en dos fases: la recogida de información inicial y las conclusiones. Al principio recopilo todo lo que creo que voy a necesitar y, una vez que tengo todo, selecciono lo más importante en un documento aparte.

Ese documento de conclusiones será mi referencia durante el trabajo. Si necesito ampliar información puedo acudir al documento primero o a las propias fuentes de las que he sacado los datos.

De esta forma puedo concentrarme solo en escribir, sin tener que abrir Google ni tener diez ventanas abiertas al mismo tiempo.

La investigación evita el bloqueo de la hoja en blanco, ordena las ideas y te ayuda a detectar los argumentos principales sobre los que se asienta tu copy.

 

2. La redacción: el momento de la verdad

Cuando tengo todo preparado y he asimilado la información suficiente sobre el cliente me pongo a escribir.

Algunos copys son muy metódicos mientras que otros se dejan llevar por las ideas que van surgiendo y estructuran después. Yo soy más del primer grupo, aunque siempre estoy anotando frases o ideas sueltas por si puedo utilizarlas más adelante.

Es difícil condensar todo el proceso de redacción en solo unas líneas, pero aquí tienes algunos consejos que te ayudarán:

  • Piensa en primer lugar en la estructura global del sitio web, tanto si lo vas a crear entero como si solo vas a redactar una de las páginas. Cada sección o página aporta información diferente y debes saber cuál es para no repetirte. Ten claro qué va en cada una antes de comenzar.
  • Haz un breve esquema de tu texto. De esa forma después solo tendrás que ir rellenando cada uno de los apartados porque la estructura ya estará clara. Y si te atascas en alguno de ellos (a todos nos pasa) puedes seguir trabajando en los demás.
  • Los titulares son complejos y requieren su tiempo, por lo que te aconsejo escribirlos al final. He dicho escribirlos porque lo mejor es trabajar con varias opciones y no solo con una. No tengas prisa por dar con el título perfecto a la primera.
  • Las fórmulas de copywriting son tus amigas. Si no sabes cómo organizar un texto, siempre puedes recurrir a fórmulas clásicas como AIDA o PAS para empezar (prometo post al respecto en un futuro).
  • Piensa siempre en el lector. La palabra «tú» debe repetirse mucho más que «yo».
  • Relájate y no te frustres si las palabras no fluyen. Nadie consigue un texto perfecto a la primera. Tómate el primer borrador como un acercamiento a tu texto y recuerda que tendrás tiempo de mejorarlo.
Escribir copy es más fácil si cuentas con una buena estructura. Delimita qué quieres transmitir en cada página y en cada párrafo.

 

3. La edición: saca brillo a tu copy

No quiero ser aguafiestas, pero terminar de escribir tu texto no quiere decir que hayas acabado tu trabajo.

Para que sea redondo hay que someterlo a un proceso de edición. Debes pulir todos los pequeños detalles que van a lograr que el copy pase de ser bueno a fantástico.

Lo primero que tienes que hacer es descansar. ¿No es genial?

Necesitas tomar distancia para que la próxima vez que leas tu copy puedas verlo con nuevos ojos. Cuando trabajas demasiado tiempo sobre el mismo texto es normal que ya no veas las posibilidades de mejora.

La edición abarca varios niveles:

  • Corrige faltas de ortografía y erratas. En este punto se trata de lograr un texto correcto, no valores si va ayudarte a conseguir tus objetivos o no.
  • Repasa todas las referencias a estadísticas, datos, fechas… para comprobar que no te has equivocado al copiarlas.
  • Reemplaza todos los términos complicados y tecnicismos por palabras más sencillas. Mejora todas las frases que sean difíciles de entender. Divide en dos las frases demasiado largas.
  • Elimina o sustituye las frases escritas en pasiva y los adverbios acabados en «-mente».
  • Analiza si cada una de las frases y párrafos aportan algo al conjunto del texto. A veces uno se enamora de su propio texto y no se da cuenta de que ciertos fragmentos son superfluos.
  • Haz un último repaso de tu texto tras subirlo a la web, pero antes de hacerlo público. Con la maquetación y las fotos los textos cobran vida (¡qué emoción!), y aquí te darás cuenta de si hay algo que todavía puedes mejorar.
Tomarte un tiempo libre te ayudará a ver tu texto con otros ojos y a examinarlo como si fuera la primera vez que lo lees.

 

¿Quieres escribir copy sin que se te pase nada por alto?

Seguro que sí.

Como imaginaba que este post te sabría a poco, he preparado una guía descargable en el que he reunido estos consejos de copywriting y muchos otros.

Apúntate abajo ahora mismo y la tendrás en tu buzón en unos minutos.

 

[et_bloom_inline optin_id=»optin_5″]

Cómo convertirte en copywriter freelance sin perder tu salud mental

Lo siento, no vas a encontrar consejos de copywriting y blogging en este post. Hoy quiero contarte mi historia: cómo he pasado de estar quemada por mi trabajo a recuperar la ilusión y las riendas de mi negocio de copywriter freelance.

El último año ha sido movidito para mí en muchos sentidos y creo que algunas de las lecciones que he aprendido pueden ayudarte a ti también.

Este post te va a servir si te gustaría trabajar de copywriter freelance, pero también si estás luchando por salir adelante con tu proyecto emprendedor y estás empezando a preguntarte si merece la pena.

Primavera de 2016: todo lo que pudo salir mal, salió mal

Hace un año estaba saturada.

Muy saturada.

  • Me había esforzado mucho en un proyecto que no salió adelante. Me robó demasiada energía sin ofrecer resultados.
  • Mi negocio no iba como yo quería. Estaba siempre ocupada con tareas que no me llevaban a ningún sitio y que me impedían centrarme en lo importante.
  • Había dejado de hacer deporte, mi tiempo de ocio escaseaba y estaba agotada. Sentía que ya no daba para más y mi cuerpo no dejaba de mandarme señales en forma de dolores diversos.
  • Me sentía sola porque todo el mundo en mi entorno tiene lo que se considera un trabajo normal. Una oficina, un horario, una nómina y una profesión reconocida.

Mi estado hace un año: desquiciada, pero sin el glamour de Mad Men.

Lo que más me fastidiaba de la situación es que sabía qué tenía que hacer para mejorar, pero nunca encontraba el momento.

Mi lista de pendientes no dejaba de crecer, y al final siempre estaban las tareas que en realidad más necesitaba. Mejorar mi web, ocuparme del blog, leer, formarme, crear nuevos servicios… todo lo iba postergando para atender otras prioridades que en realidad tenían muy poco de prioritarias.

En primavera me di cuenta de que si seguía así terminaría por abandonar mi proyecto para dedicarme a cualquier otra cosa. Y si esa situación llegaba iba a arrepentirme para siempre.

 

Y entonces llegó Rosa Morel

Suena casi como el título de una película, pero es que trabajar con Rosa marcó el inicio de un cambio en mi vida profesional.

Cuando me apunté a la primera edición de su mentoría Vivir de Escribir no sabía en qué me metía realmente. Es decir, había leído el programa, conocía a Rosa y creía que el curso merecía la pena. Lo que no imaginaba es hasta qué punto iba a ayudarme a cambiar mi forma de pensar y de actuar.

El inicio del programa me pilló en un mal momento que me puso difícil arrancar y ponerme al día. Muchas de las actividades las he completado meses después porque hay trabajo de sobra, y no soy la única del grupo a la que le ha pasado.

Según tus circunstancias te puede costar un tiempo procesar todo porque no es un curso que se completa solo viendo videos. Rosa te exprime durante tres meses, pero también te da mucho en el proceso. El seguimiento es individual y, créeme, sus correos valen oro.

Cuando terminé la mentoría me quedó una sensación agridulce por no haber sido capaz de aprovecharlo al máximo. Ahora con otra perspectiva me doy cuenta de que no fue así. Esos tres meses calaron hondo, aunque los efectos no se vieron de inmediato.

Trabajar con Rosa Morel fue la oportunidad que necesitaba para pararme y reflexionar sobre mis capacidades, mi negocio y qué quería lograr en un futuro. La mentoría fue la excusa que necesitaba para salir de la espiral en la que me había metido yo solita.

Le estoy muy agradecida a ella por su apoyo, y a todos los compañeros por el buen ambiente que se generó. Me gustó especialmente conocer a Josefina, María y Maite, compañeras de fatigas copy con las que todavía hoy hablo casi a diario.

El programa acabó al inicio del verano y decidí que era un buen momento para replantearme el blog. Estuve desaparecida unos meses porque necesitaba tomarme un tiempo.

A final de año retomé la actividad y desde entonces me he centrado en escribir sobre copywriting y blogging, porque quiero que se conviertan en los ejes principales de contenidos de mi blog. Es en lo que me he estado formando y también son los servicios que ofrezco, por lo que no tiene sentido hablar de otra cosa.

 

Y después de Rosa, Javi Pastor

Después de todo este proceso con Rosa, tal vez pienses que ya tuve bastante, aprendí mucho y me sentía preparada para volver con las pilas cargadas.

Pero no. Me va la marcha 🙂

Un día recibí un correo de Javi Pastor y me enteré de que iba a lanzar Adopta un copywriter, su programa formativo para copys y redactores. En aquel momento me pudo la curiosidad y decidí apuntarme a la lista de correo específica para ese curso.

(Ahora viene un momento confesión.)

La verdad es no tenía intención de apuntarme porque tenía bastante tarea atrasada de Rosa. Yo solo quería saber cómo Javi había organizado la campaña de captación de alumnos: la landing page, los correos, los videos… Ahora analizo con lupa todos los correos de venta y los de Javi me gustan especialmente.

Lo que no esperaba es que la promoción del programa iba a ser un poco especial, sin landing pages, embudos de venta o cosas por el estilo. Javi Pastor decidió hacer una entrevista previa a los interesados y me escribió para participar en la selección.

En ese momento supe que estaba perdida porque si hablaba con él me iba a apuntar al curso seguro (si me admitía, claro).

Y así fue. Tuvimos una conversación breve pero me ganó desde el principio. Le expliqué que ya había hecho el curso de Rosa y que no sabía si tenía sentido hacer otro similar tan seguido. Seguimos charlando, me explicó su idea y me gustó muchísimo por los contenidos y las prácticas. No me lo pensé dos veces y empecé con el curso de Javi a finales de 2016.

Ahora estamos a punto de acabar y me ha pasado lo mismo que con Rosa: ¡no he podido hacer todas las actividades! Tengo todavía material para revisar y muchas ideas que quiero poner en marcha.

Javi se ha implicado al 100% y no se ha guardado nada para él. Transmite buen rollo y al mismo tiempo es muy metódico, algo que me encanta porque yo soy un poco cuadriculada. El programa trata la técnica del copywriting como la gestión del negocio, y yo quería profundizar en ambos.

El curso de Javi Pastor ha sido lo que necesitaba para terminar de cargar mis pilas copy. Ahora me siento más animada y optimista, y tengo más claros los próximos pasos que voy a dar. Estoy mejorando mi gestión y me siento menos esclava de mi negocio.

 

Qué me llevo después de un año en «modo esponja»

Ahora es la parte en la que debería explicarte qué he conseguido después de trabajar con Rosa Morel y Javi Pastor.

Me encantaría decirte cosas maravillosas como que:

  • Soy más alta, más rubia y más delgada.
  • Tengo muchísimos clientes maravillosos que no paran de llamar a mi puerta.
  • Ya no me duele la espalda de estar todo el día escribiendo porque trabajo cuatro horas a la semana.
  • Facturo el triple y además parte de mis ingresos vienen de infoproductos que se venden solos sin que yo tenga que hacer nada de nada

Sería genial, ¿no?

¿He hecho una mentoría y ahora estoy montada en el dolar…? No.

Pero yo no soy así. No quiero venderte la moto (en este caso el curso) ni convencerte para que te apuntes a un programa o a otro prometiéndote un milagro. Este post no va por ahí.

Y además nada de eso es verdad. Ni Rosa, ni Javi ni nadie te van a cambiar la vida. Ningún curso al que te apuntes va a lograr resultados increíbles en solo tres meses.

Solo tú vas a lograrlo. Si trabajas por ello, por supuesto.

 

Una mentoría no te cambia la vida. Tú te cambias la vida

No me malinterpretes. Estoy feliz de haber participado en las mentorías de Rosa y Javi. Son dos copys maravillosos y dos personas increíbles. Ambos me han hecho sentirme acompañada y me han ayudado a avanzar:

  • He redefinido mis servicios de copywriting y redacción y he conseguido nuevos clientes.
  • Tengo un nuevo lead magnet y el proyecto de publicar una guía en los próximos meses.
  • He subido mis tarifas.
  • He empezado a «salir de la cueva» y a mostrarme más: me he hecho fotos y voy a asistir a varios eventos este año.
  • Y muy importante: he conseguido sentirme de nuevo una persona normal y no una autónoma desquiciada.

A veces me pregunto si hubiera podido conseguir todo esto yo sola, y creo que la respuesta es que sí (aunque hace unos meses no me sintiera capaz).

La diferencia es que me hubiera costado mucho más tiempo, más esfuerzo y más disgustos. Es como si hubiera cogido una autopista en vez de conducir por una carretera secundaria llena de baches. Y además con GPS.

Joan estaría orgullosa de mí.

Todavía tengo muchísimo material que procesar, muchas ideas que implementar. He progresado en estos meses porque he metido horas, muchas de ellas por las noches o los fines de semana. ¡Y las que me quedan!

Si un curso te promete un cambio drástico en tu vida o en tu trabajo sin esfuerzo alguno, ¡huye!

Javi y Rosa te dan unas herramientas y comparten su valiosa experiencia pero no te van a regalar nada. No te vas a convertir en redactor o copywriter freelance solo por apuntarte a sus cursos. Ellos te enseñan el camino y eso es una grandísima ventaja (¡te lo aseguro!) pero tienes que recorrerlo tú. Solo tú.

Para terminar, me gustaría darte solo dos consejos que he aprendido de mi experiencia en este tiempo:

  • Date la oportunidad de aprender y no dejes la formación en segundo plano. Todo lo que gastes en formarte es inversión en ti. Si no puedes hacer un curso, reserva un par de horas al día para leer libros especializados. ¡No esperes a quemarte como me pasó a mí!
  • Busca a aquellos mentores que te inspiren buen rollo. Ya que vas a invertir dinero, tiempo y energía, haz que sea con alguien auténtico. Eso está garantizado con Javi y Rosa pero seguro que hay más personas ahí fuera de las que puedes aprender.
  • Prioriza tu formación durante el tiempo que dure la mentoría. Una vez que se acabe ya no tendrás oportunidad de  pedir consejo y lo echarás de menos.

Si quieres convertirte en copywriter freelance, o ya lo eres y te gustaría mejorar, te recomiendo los cursos de Rosa Morel y Javi Pastor. Aprovecha este post y hazme preguntas si quieres. Pero no me pidas que te recomiende uno u otro ¡porque no puedo!

Pin It on Pinterest