Cómo convertirte en copywriter freelance sin perder tu salud mental

Lo siento, no vas a encontrar consejos de copywriting y blogging en este post. Hoy quiero contarte mi historia: cómo he pasado de estar quemada por mi trabajo a recuperar la ilusión y las riendas de mi negocio de copywriter freelance.

El último año ha sido movidito para mí en muchos sentidos y creo que algunas de las lecciones que he aprendido pueden ayudarte a ti también.

Este post te va a servir si te gustaría trabajar de copywriter freelance, pero también si estás luchando por salir adelante con tu proyecto emprendedor y estás empezando a preguntarte si merece la pena.

Primavera de 2016: todo lo que pudo salir mal, salió mal

Hace un año estaba saturada.

Muy saturada.

  • Me había esforzado mucho en un proyecto que no salió adelante. Me robó demasiada energía sin ofrecer resultados.
  • Mi negocio no iba como yo quería. Estaba siempre ocupada con tareas que no me llevaban a ningún sitio y que me impedían centrarme en lo importante.
  • Había dejado de hacer deporte, mi tiempo de ocio escaseaba y estaba agotada. Sentía que ya no daba para más y mi cuerpo no dejaba de mandarme señales en forma de dolores diversos.
  • Me sentía sola porque todo el mundo en mi entorno tiene lo que se considera un trabajo normal. Una oficina, un horario, una nómina y una profesión reconocida.

Mi estado hace un año: desquiciada, pero sin el glamour de Mad Men.

Lo que más me fastidiaba de la situación es que sabía qué tenía que hacer para mejorar, pero nunca encontraba el momento.

Mi lista de pendientes no dejaba de crecer, y al final siempre estaban las tareas que en realidad más necesitaba. Mejorar mi web, ocuparme del blog, leer, formarme, crear nuevos servicios… todo lo iba postergando para atender otras prioridades que en realidad tenían muy poco de prioritarias.

En primavera me di cuenta de que si seguía así terminaría por abandonar mi proyecto para dedicarme a cualquier otra cosa. Y si esa situación llegaba iba a arrepentirme para siempre.

 

Y entonces llegó Rosa Morel

Suena casi como el título de una película, pero es que trabajar con Rosa marcó el inicio de un cambio en mi vida profesional.

Cuando me apunté a la primera edición de su mentoría Vivir de Escribir no sabía en qué me metía realmente. Es decir, había leído el programa, conocía a Rosa y creía que el curso merecía la pena. Lo que no imaginaba es hasta qué punto iba a ayudarme a cambiar mi forma de pensar y de actuar.

El inicio del programa me pilló en un mal momento que me puso difícil arrancar y ponerme al día. Muchas de las actividades las he completado meses después porque hay trabajo de sobra, y no soy la única del grupo a la que le ha pasado.

Según tus circunstancias te puede costar un tiempo procesar todo porque no es un curso que se completa solo viendo videos. Rosa te exprime durante tres meses, pero también te da mucho en el proceso. El seguimiento es individual y, créeme, sus correos valen oro.

Cuando terminé la mentoría me quedó una sensación agridulce por no haber sido capaz de aprovecharlo al máximo. Ahora con otra perspectiva me doy cuenta de que no fue así. Esos tres meses calaron hondo, aunque los efectos no se vieron de inmediato.

Trabajar con Rosa Morel fue la oportunidad que necesitaba para pararme y reflexionar sobre mis capacidades, mi negocio y qué quería lograr en un futuro. La mentoría fue la excusa que necesitaba para salir de la espiral en la que me había metido yo solita.

Le estoy muy agradecida a ella por su apoyo, y a todos los compañeros por el buen ambiente que se generó. Me gustó especialmente conocer a Josefina, María y Maite, compañeras de fatigas copy con las que todavía hoy hablo casi a diario.

El programa acabó al inicio del verano y decidí que era un buen momento para replantearme el blog. Estuve desaparecida unos meses porque necesitaba tomarme un tiempo.

A final de año retomé la actividad y desde entonces me he centrado en escribir sobre copywriting y blogging, porque quiero que se conviertan en los ejes principales de contenidos de mi blog. Es en lo que me he estado formando y también son los servicios que ofrezco, por lo que no tiene sentido hablar de otra cosa.

 

Y después de Rosa, Javi Pastor

Después de todo este proceso con Rosa, tal vez pienses que ya tuve bastante, aprendí mucho y me sentía preparada para volver con las pilas cargadas.

Pero no. Me va la marcha 🙂

Un día recibí un correo de Javi Pastor y me enteré de que iba a lanzar Adopta un copywriter, su programa formativo para copys y redactores. En aquel momento me pudo la curiosidad y decidí apuntarme a la lista de correo específica para ese curso.

(Ahora viene un momento confesión.)

La verdad es no tenía intención de apuntarme porque tenía bastante tarea atrasada de Rosa. Yo solo quería saber cómo Javi había organizado la campaña de captación de alumnos: la landing page, los correos, los videos… Ahora analizo con lupa todos los correos de venta y los de Javi me gustan especialmente.

Lo que no esperaba es que la promoción del programa iba a ser un poco especial, sin landing pages, embudos de venta o cosas por el estilo. Javi Pastor decidió hacer una entrevista previa a los interesados y me escribió para participar en la selección.

En ese momento supe que estaba perdida porque si hablaba con él me iba a apuntar al curso seguro (si me admitía, claro).

Y así fue. Tuvimos una conversación breve pero me ganó desde el principio. Le expliqué que ya había hecho el curso de Rosa y que no sabía si tenía sentido hacer otro similar tan seguido. Seguimos charlando, me explicó su idea y me gustó muchísimo por los contenidos y las prácticas. No me lo pensé dos veces y empecé con el curso de Javi a finales de 2016.

Ahora estamos a punto de acabar y me ha pasado lo mismo que con Rosa: ¡no he podido hacer todas las actividades! Tengo todavía material para revisar y muchas ideas que quiero poner en marcha.

Javi se ha implicado al 100% y no se ha guardado nada para él. Transmite buen rollo y al mismo tiempo es muy metódico, algo que me encanta porque yo soy un poco cuadriculada. El programa trata la técnica del copywriting como la gestión del negocio, y yo quería profundizar en ambos.

El curso de Javi Pastor ha sido lo que necesitaba para terminar de cargar mis pilas copy. Ahora me siento más animada y optimista, y tengo más claros los próximos pasos que voy a dar. Estoy mejorando mi gestión y me siento menos esclava de mi negocio.

 

Qué me llevo después de un año en «modo esponja»

Ahora es la parte en la que debería explicarte qué he conseguido después de trabajar con Rosa Morel y Javi Pastor.

Me encantaría decirte cosas maravillosas como que:

  • Soy más alta, más rubia y más delgada.
  • Tengo muchísimos clientes maravillosos que no paran de llamar a mi puerta.
  • Ya no me duele la espalda de estar todo el día escribiendo porque trabajo cuatro horas a la semana.
  • Facturo el triple y además parte de mis ingresos vienen de infoproductos que se venden solos sin que yo tenga que hacer nada de nada

Sería genial, ¿no?

¿He hecho una mentoría y ahora estoy montada en el dolar…? No.

Pero yo no soy así. No quiero venderte la moto (en este caso el curso) ni convencerte para que te apuntes a un programa o a otro prometiéndote un milagro. Este post no va por ahí.

Y además nada de eso es verdad. Ni Rosa, ni Javi ni nadie te van a cambiar la vida. Ningún curso al que te apuntes va a lograr resultados increíbles en solo tres meses.

Solo tú vas a lograrlo. Si trabajas por ello, por supuesto.

 

Una mentoría no te cambia la vida. Tú te cambias la vida

No me malinterpretes. Estoy feliz de haber participado en las mentorías de Rosa y Javi. Son dos copys maravillosos y dos personas increíbles. Ambos me han hecho sentirme acompañada y me han ayudado a avanzar:

  • He redefinido mis servicios de copywriting y redacción y he conseguido nuevos clientes.
  • Tengo un nuevo lead magnet y el proyecto de publicar una guía en los próximos meses.
  • He subido mis tarifas.
  • He empezado a «salir de la cueva» y a mostrarme más: me he hecho fotos y voy a asistir a varios eventos este año.
  • Y muy importante: he conseguido sentirme de nuevo una persona normal y no una autónoma desquiciada.

A veces me pregunto si hubiera podido conseguir todo esto yo sola, y creo que la respuesta es que sí (aunque hace unos meses no me sintiera capaz).

La diferencia es que me hubiera costado mucho más tiempo, más esfuerzo y más disgustos. Es como si hubiera cogido una autopista en vez de conducir por una carretera secundaria llena de baches. Y además con GPS.

Joan estaría orgullosa de mí.

Todavía tengo muchísimo material que procesar, muchas ideas que implementar. He progresado en estos meses porque he metido horas, muchas de ellas por las noches o los fines de semana. ¡Y las que me quedan!

Si un curso te promete un cambio drástico en tu vida o en tu trabajo sin esfuerzo alguno, ¡huye!

Javi y Rosa te dan unas herramientas y comparten su valiosa experiencia pero no te van a regalar nada. No te vas a convertir en redactor o copywriter freelance solo por apuntarte a sus cursos. Ellos te enseñan el camino y eso es una grandísima ventaja (¡te lo aseguro!) pero tienes que recorrerlo tú. Solo tú.

Para terminar, me gustaría darte solo dos consejos que he aprendido de mi experiencia en este tiempo:

  • Date la oportunidad de aprender y no dejes la formación en segundo plano. Todo lo que gastes en formarte es inversión en ti. Si no puedes hacer un curso, reserva un par de horas al día para leer libros especializados. ¡No esperes a quemarte como me pasó a mí!
  • Busca a aquellos mentores que te inspiren buen rollo. Ya que vas a invertir dinero, tiempo y energía, haz que sea con alguien auténtico. Eso está garantizado con Javi y Rosa pero seguro que hay más personas ahí fuera de las que puedes aprender.
  • Prioriza tu formación durante el tiempo que dure la mentoría. Una vez que se acabe ya no tendrás oportunidad de  pedir consejo y lo echarás de menos.

Si quieres convertirte en copywriter freelance, o ya lo eres y te gustaría mejorar, te recomiendo los cursos de Rosa Morel y Javi Pastor. Aprovecha este post y hazme preguntas si quieres. Pero no me pidas que te recomiende uno u otro ¡porque no puedo!

28 comentarios

¡Hola Ana!

Qué bien escribes, si es que a ti solo hay que darte un empujoncito. Y entre Rosa y yo ya te hemos dando un gran empujón jaja

Cuando te leo me recuerda mucho a mí mismo no hace demasiado tiempo: sin tiempo, vida social abandonada, físico destruido, desmotivado, …

Encontré «la luz» y lo bueno es que tú también lo has hecho. Me alegra haber formado parte de ese camino hacia la luz y no te preocupes por el curso, ¡a tu ritmo!

Y espero haber mantenido el nivel, que después de hacer un curso con Rosa me pones el listón alto 😀

Un abrazo

Gracias por los cumplidos, Javi. Cuando vienen de gente como tú valen el doble 🙂

Ha sido una gozada participar en tu curso. Bueno, todavía lo es ¡porque nos quedan dos semanas que pienso explotar al máximo!

Un abrazo.

Felicidades por el post y todas las reflexiones. El espectro de emociones q vivimos los emprendedores es a veces brutal, y yo tb llegué a la conclusion hace poco q hay q rodearse de personas afines. Un abrazo

Gracias, Isabel. El proceso que he vivido puede servirle a muchas personas, no solo copywriters. Casi todos los que trabajamos como autónomos hemos pasado por esto.

Un abrazo y gracias por comentar.

Me siento tan identificada contigo Ana… Gracias por tu sinceridad, gracias por tu compañerismo y gracias por tu profesionalidad.

Doy fe sobre el curso de Javi. Como tú, yo estaba perdida en este profundo y solitario océano del emprendimiento. Gracias a Adopta un copywiter siento que es posible, que con trabajo duro y con un objetivo claro se puede. Vamos, que no era ilusa y que vivir de escribir es posible. Y aunque me hubiese gustado poder sacar más tiempo, es un verdadero placer el aprender de los mejores y poder compartir aprendizajes con otros compañeros. Todavía queda tiempo, tengo muchas ideas por aplicar y lo más importante, ilusión por mi trabajo.

¡Enhorabuena Ana!

Hola, Isabel:

Conocer a otros compañeros es una de las grandes cosas que me han aportado los cursos. Ahora ya no me siento una incomprendida jajaja

Espero que el buen ambiente que se ha creado se mantenga después del final del curso. Ahora ya veo Slack como una especie de terapia de grupo 🙂

Ha sido un placer conocerte y espero que las cosas nos vayan genial a las dos en un futuro.

Un abrazo.

Me encanta tu testimonio, me identifico en algunas partes, lo que ocurre que al final decidí trabajar por cuenta ajena, pero he sido muchos años freelance en otras áreas y lo que mencionabas sobre la soledad es cierto, todo el mundo tiene una vida medida y yo era un barco a la deriva, otros meses una lancha y otros una patera.
Has tenido mucha suerte en reunir valor para atreverte a dar un giro a tu vida e invertir en formarte, eso es algo que no todo el mudo es capaz de hacer.
Me encanta como lo has plasmado con sentido del humor y me encanta que no vendas la moto, al trabajo duro hay que llamarlo por su nombre.
Un saludo

Hola, Carmen:

Me ha encantado lo del barco a la deriva, la lancha y la patera jajaja Precisamente hace unos días le escribía a un lector del blog que a veces me he sentido como una ballena varada 🙂

Metáforas aparte, la soledad del freelance es real y hay que echarle valor para meterse en este cambio de vida.

Muchas gracias por pasarte y comentar.

Un abrazo.

Hola, Ana:

En efecto, las mentorías han sido inmejorables. Y no me refiero a la estructura o al contenidos, sino a su implicación. Al final eso es lo que marca la diferencia entre un buen mentor y el que no lo es.

Un abrazo, estoy encantada de verte de nuevo 🙂

Pedazo de artículo, Ana.
Lo cierto es que Adopta a un copywriter es un curso fundamental para todo el que quiera abrirse hueco en el mundillo.
Y quédate tranquila: yo también llevo mucho retraso en la entrega de actividades. Pero el tiempo es limitado…

Gracias, Ricardo. Los comentarios de los compañeros siempre tienen un valor especial 🙂

Todos vamos a tope, es cierto. Aún así da rabia no poder dedicar más tiempo al curso porque ¡por desgracia se acaba!

Hola Ana,

Creo que si tuviera que resumir tu artículo con un adjetivo sería inspirador. Las historias enganchan y la tuya, que además es muy cercana a la mía, todavía más. Se respira transparencia, sinceridad y mucha pasión renovada.

Mi enhorabuena por tu cambio, porque ahora que has dado con tu ruta no habrá quien te pare.

Espero seguir de cerca tus pasos,

Un saludo enorme.

Hola Ana,
la verdad es que yo siempre que te leía por slack alucinaba y pensaba que te iba genial. Lo pensaba y lo pienso.
De verdad, tengo la idea de que te piden cosas súper difíciles y tú sacas todo.
Si algo sueño es poder algún día escribir algo de este estilo. Espero acercarme 🙂
Un abrazo 🙂

Hola, Carolina:

Si te soy sincera espero que nunca escribas algo como esto, porque eso significará que tú también habrás estado muy cerca de terminar desquiciada 🙂 Te deseo mucho éxito sin tener que haber pasado por todo el agobio del principio.

Estamos en el buen camino, ahora solo tenemos que seguir andando.

Hola! Pues hace dos días decidí que voy a matricularme en el curso de Javi Pastor. Después de mantener una conversación telefónica con él de 40 minutos y ver la presentación del curso que me envió por email, caí rendida. Quiero un cambio laboral en mi vida y este va a ser mi primer paso. Así que me ha encantado leer tu opinión para sentirme reforzada en mi decisión. El 20 marzo empiezo un viaje que hace mucho quería hacer y que será el inicio de muchos viajes más. Cuando acabe con el curso, volveré aquí para decirte cómo me ha ido. 🙂

¡Hola, Débora!:

Creo que vamos a tener la oportunidad de hablar antes porque si no me equivoco nos vamos a comunicar los antiguos alumnos con los nuevos. Espero que la experiencia sean tan gratificante como lo está siendo para mí.

Nos vemos dentro del curso, futura copy 🙂

Pues aquí estoy otra vez! Es sólo el inicio del curso y ya estoy en una nube, a veces esponjosa y algodonosa y a veces negra y tormentosa ?
Yo aún trabajo por cuenta ajena pero ya siento la soledad que comentas, nadie de mi entorno emprende ni quiere planteárselo y, a veces, también me siento un bicho raro. Y, sobre todo, me siento muy cansada porque las cosas suelen tardar más de lo que querríamos, y la sensación de fracaso acecha siempre. Hay que ignorarla en la medida que se pueda, yo lo veo como un entrenamiento ??? aunque cuesta, se puede.
Así que, aunque estoy cagada de miedo porque veo el camino y está lleno de obstáculos, barreras y muros que romper, me siento feliz porque por fin me he comprometido conmigo misma y con lo que quiero, pese a cualquier cosa que me encuentre, aunque tenga días muuuy malos.
Ahora ya estoy trabajando para cumplir mis sueños ?
Gracias por contar tu historia para que algunas almas perdidas nos sintamos refugiadas y comprendidas.

Afortunadamente, me considero por ahora un bloguero incombustible. Pero también es cierto que no me planteado todavía vivir de mis blogs.

Tengo claro que el día que quiera monetizar algún blog, me voy a tener que meter en un par de cursos a los que les tengo echado ya el ojo.

¡Hola Ana! Me he sentido muy identificada con tu experiencia de autónoma quemada. Gracias por compartir tus vivencias porque permite a personas como nosotras sentirnos menos solas y, sobre todo, entendidas. Sigo desde un par de meses tu blog y la verdad que estoy encantada con tus contenidos, por su calidad, su utilidad y su sinceridad. Llevo un tiempo leyendo sobre copywriting y, aunque sea periodista, está claro que llega un momento en que necesitas una formación o al menos alguien que te lleve de la mano para hacer las cosas mejorar. Así que seguiré tu consejo y miraré un curso.

Enhorabuena por tu trabajo y espero con ganas tu nuevo post.
Saludos

Hola, Christina:

Bienvenida al club de autónomas a punto de un ataque de nervios. Ahora ya sabes que no estás sola y que del caos también se sale.

Me alegro mucho de que te guste el blog, mi objetivo es ser clara y didáctica sin dormir al personal. Espero estar acercándome a él.

Si necesitas información sobre cursos o localizas alguno interesante para periodistas recicladas como nosotras, me encantaría que me escribieras.

Un abrazo.

Hola Ana:

Muchas gracias por compartir tu experiencia. Últimamente leo muchos blogs de esta temática (incluido el de Javi Pastor) y me alegra comprobar que, con trabajo y esfuerzo, sois muchos los que os dedicáis a esto.

Yo me he quedado en paro hace un par de semanas y me estoy replanteando muchas cosas, pero hay algo que me inquieta un poco… Todos vosotros tenéis blogs profesionales dedicados a la redacción de contenidos pero ese no sería el sector en el que yo querría especializarme (ni en el posicionamiento y demás disciplinas online). Yo sólo quiero escribir, pero no sé si es factible sin una «tarjeta de visita» como la vuestra.

¿Se puede adquirir visibilidad para las empresas sin una web «técnica» como las vuestras?

Un saludo!!

Hola, Ro:

Sí hay el caso de una copywriter que ha conseguido posicionarse con un blog que no tiene nada que ver con el sector. Se llama Anina Anyway y su blog trata de viajes.
Sin embargo esto no es lo habitual. Cuando centras tu blog es tu cliente objetivo es mucho más fácil ganar visibilidad. Si quieres mantener tu blog de otra temática tendrás que esforzarte más con otras técnicas de captación de clientes.

Espero haberte ayudado.

Un abrazo,

Ana

Me ha gustado mucho Ana. Inspirador y muy nutritivo.
Leer cosas así te animan a seguir peleando por los sueños.
Nos vemos por el curso.
un saludo

Hola
Yo estoy empezando en esto del freelance. Tego 7 meses y ha habido días en los que he querido tirar la toalla y regresar a la vida de confort. Sé que esto lleva su tiempo y tus palabras me han servido de mucho. Me siento completamente identificada, sobre todo por el lado de la soledad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This