Tres simples consejos para hacer más cada día

Dedicar mucho tiempo al trabajo no es sinónimo de sacar mucho trabajo adelante.

Para las personas que trabajamos desde casa, es más complicado separar el tiempo personal del laboral porque sencillamente no hay separación de espacios.

Y la tentación de seguir trabajando cuando en realidad deberías estar dedicándote a otra cosa es grande, ya que no debes desplazarte a la oficina. Todo lo que necesitas está en la habitación de al lado.

Sin un poco de disciplina es difícil ser productivo. Pero también podemos aplicar métodos o trucos para hacer más cada día. Esto es lo que estoy intentando hacer yo todos los días: son solo tres puntos, y unidos a mis herramientas favoritas Google Calendar y Trello, funcionan bastante bien.

 

1. Establece objetivos concretos y ponlos por escrito

Es difícil hacer más si no sabes exactamente qué tienes que conseguir cada día.

Establece unos objetivos precisos para cada día, a ser posible al final de la jornada anterior, y ponlos por escrito. Puede ser en un cuaderno, en tu móvil o en una tablet, da igual mientras sea algo que tengas a mano y que vayas a ver fácilmente. Es importante que estos objetivos estén a la vista para que no pierdas el foco.

Personalmente uso Momentum, una extensión de Chrome. Cada vez que abro una pestaña nueva en el ordenador tengo un recordatorio de lo que debo terminar ese día.

Momentum es una extensión de Chrome con la que tendrás siempre a la vista las cosas que quieres conseguir para ese día
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • LinkedIn
Momentum es perfecto para anotar las tres o cuatro cosas que debes hacer. Y además, relajante 🙂

Plantearse varias tareas demasiado grandes para un solo día no sirve de nada, porque es difícil terminarlas y fácil desanimarse al ver todo lo que te espera. Es mejor cambiarlo por una tarea grande o compleja, y dos o tres más pequeñas.

 

2. Divide el tiempo y marca pausas

Una vez que tengas claro las tareas del día y los compromisos de la jornada (reuniones o recados fuera de la oficina), llega el momento de ver cuánto tiempo tenemos disponible y asignar franjas de tiempo para cada una de ellas.

Cuando trabajamos sin un plazo marcado es fácil terminar invirtiendo más tiempo del que realmente necesitamos.

Trabajar demasiado tiempo seguido tampoco es recomendable porque no te hace más productivo. Al organizar tu día, alterna tiempos de trabajo junto con pequeños descansos de 5 a 15 minutos.

La técnica Pomodoro recomienda trabajar en franjas de 25 minutos. Yo suelo hacerlo así aunque cuando tengo que escribir alargo hasta tramos de una hora, porque media hora se me queda corta. Valora en tu caso qué plazo es mejor.

No creo que sea tan importante si haces tramos de 25 o 35 minutos, sino en encontrar el tiempo de concentración que cada uno puede mantener sin distraerse.

Los descansos, mejor lejos del ordenador y si es posible estirando un poco las piernas.

 

3. Ataja las distracciones

Difícil, pero no imposible. Aquí dependes de tu fuerza de voluntad pero también del entorno: no podemos decidir cuándo nos van a llamar por teléfono, por ejemplo. Pero sí podemos intentar no perder el tiempo buscando otra emisora de radio o comprobando el correo.

Para evitar tentaciones, procuro volver a la planificación del día para comprobar qué debería estar haciendo y durante cuánto tiempo. A continuación me hago una pregunta: ¿Soy capaz de realizar la tarea X durante una hora? ¿Puedo hacerlo en exclusiva, sin levantarme de la silla o abrir una nueva ventana inútil en el navegador?

Sí, claro que puedo. Y tú también. Si lo piensas bien, todos somos capaces de concentrarnos en algo durante un plazo de tiempo breve y fijado de antemano. Pensar en una larga jornada laboral puede desanimarnos, pero visualizar media hora o una hora de trabajo parece más asequible.

 

¿Qué estás haciendo para conseguir todo lo que te propones cada día? En caso contrario, ¿qué cambiarías? ¡Cuéntame en un comentario!

2 comentarios

Información Bitacoras.com

Valora en Bitacoras.com: Dedicar mucho tiempo al trabajo no es sinónimo de sacar mucho trabajo adelante. Para las personas que trabajamos desde casa, es más complicado separar el tiempo personal del laboral porque sencillamente no hay separación de e..…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Shares