A veces siento que tengo la memoria y la capacidad de atención de un pez de colores.

Salto de enlace en enlace y de correo en correo, picoteando información de aquí y allá. Pero es curioso que siempre hay artículos que me hacen que me detengan y dedique varios minutos a leerlos de arriba abajo, sin importar lo extensos que sean.

El contenido largo no está reñido con la red. Es cierto, no tienes un minuto que perder con artículos que poco aportan. Eso sí, cuando te encuentras con un post interesante de verdad, la cosa cambia. Entonces sí tienes tiempo para leer y comentar.

¿Te has dado cuenta? No es una cuestión de falta de tiempo sino de calidad de los contenidos.

Si estás intentando dar visibilidad a tu blog es importante perder el miedo a escribir posts largos. Tus lectores no se van a aburrir ni lo van a dejar a medias si sabes cómo redactarlos.

Por eso hoy quiero darte algunos consejos para crear con éxito artículos extensos y enganchar a tu audiencia con ellos.

 

 

Cómo escribir posts largos y mantener a tus lectores interesados hasta la última línea

Escoge temas atemporales y que te atraigan

Uno de los problemas más habituales entre las personas que empiezan a redactar para su blog es superar el miedo a quedarse sin ideas. Es normal tener la sensación de que no se puede escribir mucho sobre un mismo tema sin repetirse.

Si alguna vez te has sentido así, puede deberse a dos causas:

  • Tienes un miedo infundado porque en realidad tienes mucho que aportar y puedes escribir más de lo que crees.
  • Has escogido un tema que da poco de sí y por eso sientes que no puedes alargar mucho más el texto.

En ambos casos la solución es sencilla. El primer problema se resuelve solo investigando y escribiendo. También ayuda ponerse en la posición del lector, que posiblemente no sabe tanto como tú del tema y busca información detallada.

Pero, ¿qué ocurre si crees que no puedes escribir mucho más sobre el tema que has elegido? Entonces necesitas desarrollar un poco más tu intuición bloguera para encontrar los artículos que te permitan lucirte.

Piensa siempre a largo plazo. Recuerda que el post va a estar colgado toda la vida en tu blog y por tanto los temas atemporales o evergreen son mejores. Vas a tener más oportunidades de explayarte con este tipo de artículos que con los que están muy ligados a la actualidad. Además, si escoges un tema que te chifla y en el que eres un auténtico experto el trabajo será más fácil. Eso te hará ganar confianza para explorar otro tipo de artículos más adelante.

 

Haz un esquema antes de empezar

Puede que no hayas hecho un esquema desde que estabas en el colegio. ¿Me equivoco?

Pues lo siento, pero voy a ponerme en plan profesora y te voy a pedir que hagas siempre un esquema antes de empezar a escribir. Yo lo hago, en serio. Me ayuda a organizar las ideas de una forma coherente y a establecer un hilo conductor que llevará al lector de un punto a otro.

No es necesario que lo hagas en papel si no quieres. En realidad, puedes hacerlo en WordPress, y ya de paso puedes ir colocando los H2 y H3. Cuando tengas todos los subtítulos desarrollados será mucho más fácil completar el texto porque solo tendrás que llenar los espacios.

 

Conecta tu artículo con una historia o anécdota personal

¿Cómo consigues enganchar a tu lector para que lea ese artículo que te ha costado más de dos horas escribir?

Una buena ayuda es contar con un titular efectivo. Pero además hay otro truco que puedes aplicar: comenzar con una historia, situación o anécdota que has vivido tú o alguien que conoces.

Esta es una técnica que he utilizado en algunos de mis posts y que además de atraer lectores, ayuda a transmitir las ideas. Por ejemplo, en un artículo que escribí sobre cómo hablar el lenguaje de los clientes, empecé compartiendo mi propia experiencia aprendiendo inglés. En mi posts sobre las tres fases del copywriting, los primeros párrafos estaban dedicados a mi abuela y sus míticos refranes.

Tal vez pienses que nada de esto tiene que ver con copywriting, y tienes razón. Pero todos alguna vez hemos estudiado otro idioma en el colegio o tenemos recuerdos de nuestras abuelas. Son experiencias comunes que nos acercan y que además despiertan la curiosidad.

 

Habla al lector de tú a tú

Uno de los motivos por los que puedes perder a un lector en mitad del artículo es porque siente que eso de lo que hablas no va con él.

Es como si el usuario estuviera delante de un texto abstracto o complicado que no puede utilizar en su día a día:

  • Falta la conexión porque no hablas al lector directamente o no le haces preguntas a lo largo del texto.
  • No incluyes ejemplos que puedan demostrar los conceptos que explicas.
  • Eres demasiado formal.

Para que lo entiendas mejor, voy a ponerte un ejemplo inspirado en un texto que edité hace unos días. Una de las frases decía algo así:

«A través de la URL www.web.com se puede acceder a interesantes y novedosos contenidos sobre economía doméstica y ahorro para familias, agrupados en 7 secciones».

Esta frase resulta un poco fría y no habla al lector de forma directa. Fíjate que con solo cambiar el verbo de «se puede acceder» a «puedes acceder» ya hay un cambio grande.

Pero todavía se puede mejorar. Así podría quedar la nueva versión:

«Entra en www.web.com y descubre todos nuestros consejos y guías prácticas que hemos creado para ayudarte a ahorrar y gestionar tu economía doméstica».

Cuando escribas tus posts piensa siempre que hay una persona de carne y hueso al otro lado. Dirígete a esa persona como si fuera un amigo al que conoces de siempre y los textos resultarán más naturales.

 

Incluye un índice

Desde hace ya un tiempo es habitual incluir un índice en los posts largos. No es obligatorio, pero yo al menos lo agradezco porque me ayuda a hacerme una idea del contenido y a ir directa a lo que necesito sin perder más tiempo.

Si tú también quieres poner una tabla de contenidos como la que has visto más arriba, te recomiendo el plugin Table of Content Plus, que es gratis y muy sencillo de usar.

 

Textos largos, párrafos cortos

Redactar un artículo de 1.500 o 2.000 palabras no quiere decir que las tengas que escribirlas todas juntas del tirón en frases profundas y párrafos superlargos que nadie va ser capaz de terminar porque se han perdido antes de llegar al punto final.

¿Has visto lo que ocurre? No soy capaz de entender la frase anterior, ¡y eso que la he escrito yo!

Estaba exagerando un poco para que entiendas la importancia de trocear tu artículo y hacerlo digerible.

 

Destaca las frases importantes

En los posts largos es importante agregar un poco de variedad visual. Para ello un buen recurso es resaltar las frases más importantes por medio de citas o de recuadros.

Yo suelo utilizar este recurso para destacar conclusiones o consejos prácticos. En mi caso utilizo ET box Shortcode, que venía con mi plantilla Divi, porque me gusta más que aplicar el formato de cita. Según el tema que utilices podrás usar un recurso u otro.

Tu texto tiene que entrar por los ojos incluso antes de ser leído.

 

Alterna el texto con fotos, videos o gifs

Admito que en mis propios posts soy bastante vaga para añadir imágenes.

¡Error!

Un post de 1.500 palabras se hace más llevadero cuando la información visual y textual van de la mano. Por eso te aconsejo que no sigas mi ejemplo de poner una sola foto al inicio del post. Si insertas otra imagen, un video o un gif el post se hará más ameno para el lector.

 

¿Te sientes cómodo al escribir contenidos largos?

Dar el salto de posts de 500 palabras a 1500 o 2000 puede ser un poco intimidante si acabas de llegar al mundo del blogging. No estás obligado a hacerlo de un día para otro, ni tampoco es buena idea que estires un artículo como si fuera un chicle solo por alcanzar un número de palabras.

Publicado por Ana Sainz

Redactora de contenidos freelance. Autora del blog Papeles en blanco.

Únete a la conversación

7 comentarios

  1. Muchas gracias por este articulo! esta super bueno! en la época en que vivimos la mayoría de las personas no lee sino que hace un escaneo rápido por la pagina hasta llegar a la informacion que le interesa! Siempre se me hace atractivo incluir imágenes o (en mi caso) uso «clic to tweet» para que las personas compartan una informacion de forma simple en su twitter! Saludos!

  2. Gracias por el articulo! esta muy bueno! vivimos en tiempos en donde ya casi nadie lee sino que hacemos un escaneo rápido del sitio hasta llegar a la informacion que nos interesa!! Incluir imagenes, un gif u cual quier otra cosa para hacer la lectura mas atractiva siempre funciona muy bien. Saludos

  3. Hola me gusta tu publicación creo que al final no importa si es largo o corto la publicación los usuarios leerán el contenido que les parezca interesante y bueno en ese aspecto existe una gran diversidad de temas ya sean cortos o largos lo que sí me parece muy importante es el tema de lo visual en lo personal yo soy muy visual al momento de ver una publicación pero cuando se trata de un tema en específico como el que nos compartes es mejor texto conciso sin importar si viene con imagenes. Pero si deseamos llegar a todo el público pues si debes de cumplir con el estándar de hacer un chilaquil (combinaciones de media) en las publicaciones del blog o web.

  4. me gustan tus concejos… estoy en el proyecto de escribir mi propio blog y son muy prácticos tus aportes

  5. Concuerdo contigo en que ofrecer contenidos interesantes a los lectores es la clave. Por supuesto, estructurarlos adecuadamente y cuidar del formato son esenciales para facilitar la lectura; pero sin duda, lo más importante es la calidad de la información y el ángulo desde el cual se explique el tema.

    Particularmente si se trata de un tema del que ya hay muchos artículos, el enfoque desde el que este se aborde juega un papel relevante, porque generará la sensación de que es contenido novedoso.

    Por otro lado, conectar desde el principio con los lectores es igualmente crucial. Las historias ayudan mucho porque evocan emociones y eso despierta las ganas de saber más. Una vez quedan enganchados, la lectura del resto del artículo será consecuencia de la misma inercia.

    Evidentemente, elementos que debemos tomar en cuenta sí o sí a la hora de redactar artículos, sobre todo, largos.

    Un atento saludo, Ana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This