El poder del branding emocional para vender tus productos o servicios

El poder del branding emocional para vender tus productos o servicios
Este es un post especial. Por mi primera vez he abierto las puertas del blog para acoger a un autor invitado y estoy feliz de dar la bienvenida a Arantxa Isidoro, de arantxaisidoro.com, que se dedica a crear marcas con alma para negocios personales.
Su blog es una auténtica delicia, lleno de reflexiones que valen oro. Por eso estoy tan contenta de que haya accedido a compartir su visión de cómo crear una marca emocional con nosotros.
Lee, comenta y si te gusta pásate por el blog de Arantxa, donde encontrarás mucho más. 

 

Me cruzo con muchos proyectos emprendedores que se basan en buenísimas ideas o en talentos que tienen un montón de potencial, pero que sin embargo no terminan de arrancar porque son emocionalmente planos. No se interesan por salir de la racionalidad y siguen pautas ajenas para intentar crecer mientras no se dan cuenta de que lo que necesitan es mirar hacia dentro para llegar a sus clientes ahí fuera.

Branding es el proceso de construcción de todo un universo de sensaciones y pensamientos hacia una marca, pero no sólo desde su aspecto visual, que es la capa más externa, sino desde toda su riqueza interior, que es la que da forma y sentido a todo lo demás.

Si el branding es un abanico de posibilidades para argumentar tu marca, el branding emocional lo es aún en más profundidad. Transmitir desde las vibraciones y los sentimientos sin ninguna intención racional es asegurarte de que quienes vibren dentro de tu misma frecuencia se van a enamorar de lo que haces.

Especialmente cuando tienes un negocio emprendedor, hablamos de marca personal. A mí no me gusta mucho denominarla así porque se asocia a ser experto en un tema y a destacar sólo a nivel profesional de una manera un poco competitiva, cuando yo creo que abarca muchísimo más. Es un mundo fascinante que te invito a explorar para que te ayude a entenderte principalmente pero también a diferenciarte de los demás.

Resulta mucho más sencillo trabajar la personalidad y las emociones de tu marca porque en definitiva estás hablando de una persona real, tú. A diferencia de una gran empresa, que crea una identidad ficticia para una marca impersonal, tú solo tienes que observarte y conocerte.

Supongo que quizás te da miedo pensar en la idea de un viaje introspectivo para concluir cuáles son los valores que te mueven y cómo quieres plantearte la visión de tu proyecto, pero te aseguro que es mucho más fácil de lo que piensas. Los resultados son super clarificadores y aprenderás a actuar con una naturalidad que te restará tensión dentro del mundo emprendedor.

[box] Tu marca es algo que llevas dentro, que nació contigo y que evoluciona con cada momento de tu vida. Es la esencia que viene definida por aspectos innatos pero también por tus experiencias, tus creencias, tu talento, tus virtudes y todo lo que detalla quién eres y quién quieres ser.[/box]

Por si te ha picado el gusanillo, te cuento los pasos que puedes seguir para implantar en tu proyecto el poder del branding emocional:

Conecta contigo mismo.

Sé consciente de todo lo que tienes ya en tu mochila emprendedora: tu personalidad, tu mentalidad, tu talento, tus valores y tus creencias. Aprende a conocerte y a estar alineado con todo eso que posees y valoras.

Márcate un objetivo.

Reflexiona sobre dónde quieres llegar con tu proyecto, cuál es tu meta más inmediata y planifica con claridad para tener los pasos a seguir sin perderte.

Identifica a tu cliente.

Entiende cómo es la persona a la que te planteas llegar. Profundiza en averiguar cómo se siente y qué le preocupa más.

Diseña tu mundo gráfico.

Busca a un profesional para que traduzca en colores, tipografías, fotos e ilustraciones la imagen de marca que te enamore y de la que te sientas orgulloso.

Define tu paleta de emociones.

Encuentra las emociones que te identifican y que quieres transmitir a través de tu marca. Ahonda en las sensaciones y sírvete de los sentidos para llegar directamente a los anhelos y los sueños de tus clientes.

Vende, sí vende.

Adopta la mentalidad adecuada para vender. Tienes entre manos un negocio que no se sostiene del aire y que necesita ingresos para salir adelante. A nadie le agrada que le vendan pero sí le gusta comprar. Creyendo en lo que haces y contándolo con honestidad y entusiasmo venderás sin mucho esfuerzo.

Cuenta una historia.

Engancha a través de tu verdad. Acércate a tu público desbordando inspiración. La credibilidad y la confianza se generan acercándote a las personas que se interesan por lo que haces. Si te muestras humano y auténtico tus clientes tendrán una predisposición positiva para escuchar lo que vienes a contar.

Muévete para comunicar.

No te quedes encerrado en tu cueva de trabajo. Sal a contarle al mundo lo que puedes ofrecer.

Tu negocio depende plenamente de los públicos que interactúen con tu marca. Si la conexión es el elemento fundamental para construir relaciones entre personas, imagínate lo que puede hacer para cimentar el vínculo entre una persona y una marca.

Cuando aprendes a identificar y definir todo lo que tu marca tiene para aportar a los demás, el esfuerzo en comunicarla es mucho menor porque te sale con naturalidad. Cualquier planificación te brotará de manera mucho más espontánea. Sin apenas darte cuenta habrás empezado a vender.

 

[author] [author_image timthumb=’on’]https://www.papelesenblanco.com/wp-content/uploads/2017/01/arantxa-isidoro.jpg[/author_image] [author_info]

Sobre Arantxa Isidoro

En un momento en el que el emprendimiento se ha convertido en la forma de experimentar nuevos caminos profesionales, surgió la idea de escribir IMPRESIONA, una guía entre un libro y un curso que ayuda a negocios personales a crear marcas con esencia que impacten de manera emocional. Ahora nace la nueva edición 2017.

Soy Arantxa Isidoro, la autora. Trabajo impulsando proyectos emprendedores y construyendo marcas con alma que transmitan sensaciones difíciles de olvidar.

Todos tenemos algo especial que es fascinante cómo, desde la dimensión emocional, consigue calar hondo en quienes interactúan contigo.

www.arantxaisidoro.com[/author_info] [/author]

21 comentarios

  1. Arantxa tiene una gran sensibilidad para entender cómo conectan las marcas y las personas.

    Un post y muy bien explicado, sin duda, las marcas sin alma, no son nada. ¡un abrazo!

  2. Hola,

    No conocía a Arantxa, me ha gustado mucho el artículo. Los consejos me parecen muy acertados, y muy importante esa fase de autoconocimiento. Además, recalco eso que dice al principio sobre dejarnos llevar por «pautas ajenas». Creo que es uno de los errores más comunes que cometemos al principio, leemos tanta información al respecto sobre estrategias, lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer que al final perdemos la perspectiva cuando la respuesta en realidad no está fuera sino dentro.

    Un saludo.

    1. Creo que el autoconocimiento es el conocimiento más difícil de adquirir. Estamos como locos por aprender cosas nuevas pero no nos paramos a mirar hacia nosotros mismos.

      Gracias por pasarte y comentar 🙂

  3. Ana. El ofrecimiento de tu espacio para compartir una relexión me llegó con la misma generosidad que todas las veces que hemos cruzado palabras desde que te conozco. Creo que cuando nos ponemos en modo receptivo de sensaciones positivas, de manera inconsciente atraemos más y lo mismo sucede con la marca de nuestro proyecto. Me ha encantado participar un poquito de tu proyecto. Tus palabras en la newsletter para presentar este post me han erizado la piel. GRACIAS a ti y a tus lectores. Un abrazo.

    1. Me alegra de que te haya gustado el post. Siempre es un riesgo introducir una temática y un autor diferente en un blog, pero tenía muy buenas sensaciones en Arantxa y siempre creí que su mensaje estaba en la línea de mi blog.

      Ya tienes una nueva lectura para agregar a Feedly 🙂

  4. Buenas tardes: Conocí a Arantxa hace poco gracias a Instagram y desde un principio me di cuenta de que tiene ese don de explicar lo difícil de una manera fácil y cercana. Sobre el post, creo que es muy importante hacer ese análisis de nosotros mismos para conocernos bien y saber qué es lo que podemos ofrecer, qué es eso que nos hace diferentes y creérnoslo. Es un trabajo de autoconvencimiento y confianza, a mi entender. Una colaboración magnífica… ¡enhorabuena! Un saludo! Isa

    1. Ay, la confianza. ¡Se podrían escribir muchos posts sobre eso también!

      Me alegro mucho de que te haya gustado el artículo. Espero verte de nuevo por aquí en otra ocasión.

  5. Hola chicas,

    Ana, muchas gracias por acercarnos la visión de Arantxa. Coincido en hacer entrar en el juego las emociones, como forma de diferenciarse, de romper con lo establecido. Parece que tener un proyecto rentable, pasa por ser frío, profesional, rígido… En mi experiencia, ¡es todo lo contrario! O al menos, debería serlo, sobre todo, cuando se trata de proyectos pequeños, formados por uno mismo.

    Creo que, más que miedo a la introspección, en mi caso me costó aceptar que, si basaba mi proyecto en mí y en mis emociones, el proyecto cambiaría a medida que lo hiciese yo. Por lo que debía escucharme, hablar conmigo misma y estar en proceso de descubrimiento constante. A veces, pensar en cambiar constantemente, me supera, pero he aprendido a disfrutar del viaje y todo resulta más fácil, a medida que voy avanzando.

    Un saludo enorme a las dos.

    1. Me gusta mucho la metáfora del viaje, creo que es una buena manera de ver este proceso. De hecho, salió un par de veces hablando con Arantxa sobre el post y su libro.

      Un abrazo para ti también.

  6. Felicitar a la casera y a la huésped por un post tan completo.

    Es fundamental encontrar tu tono de voz al escribir.

    Y por supuesto, escribir poniendo no sólo tu conocimiento, si no también tu corazón, tu «espíritu», ese que conectará mejor con tu lector habitual.

    Enhorabuena a ambas.

  7. Ana, que emoción poder leer a Arantxa, ha llegado en un buen momento, en el que ando re-evaluando, y buscando. Estoy totalmente de acuerdo en que hay que encontrar nuestro propio camino y no seguir el camino de los demás, hacer nuestro el proyecto, aunque muchas veces nos obliga a un autoconocimiento mayor, pero al final son todo ventajas. Enhorabuena a las dos.

  8. Objetivos y vender para comunicar, me quedo con estos dos puntos tan importantes. Las emociones toma un papel importante en todo lo que hacemos. Y estos puntos que nos dejas es una guía básica para sacar mayor partido a nuestros servicios. Tengo que ponerme mano a la obra.
    Saludos.

  9. ¡Hola Arantxa! ¡Hola Ana!

    A este post poco más se puede añadir porque está cargado de mensajes y de reflexiones. Más bien diría que ahora toca pensar en ello y darnos cuenta de si lo que Arantxa nos transmite va con nosotros. Si es así, hay un camino precioso por delante que no debemos dejar de iniciar.

    El resultado, como ella dice, nos va a permitir ser nosotros mismos y con ello restar incertidumbre, inseguridades… Además, es un camino retador ¿se puede recibir más a cambio de solo pararte a conocerte y saber qué puedes ofrecer al mundo?

    ¡Yo me apunto!

    Un abrazo fuerte a las dos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.